Patricio Albacete, cara a cara con Tercer Tiempo: “Para cambiar las cosas hay que generar un cimbronazo”

Sin lugar a dudas, la figura de Patricio Albacete transcendió del mejor modo en el rugby argentino, al ser incluso uno de los mejores del mundo en su puesto. Hoy, a casi dos años de haber colgado los botines, dio cuenta de su actualidad en un cara a cara con Tercer Tiempo mediante la funcionalidad Instagram Live, charlando con el periodista Gabriel Baldi.

Aunque alejado de la actividad deportiva a nivel profesional, Patricio Albacete volvió a sus raíces para dar una mano ad honorem en su club de origen, Manuel Belgrano, cuyo Plantel Superior milita en las categorías del ascenso del torneo oficial de la Unión de Rugby de Buenos Aires.

El ‘Pato’, de 57 caps con Los Pumas y tres mundiales en su haber (2003, 2007 y 2011), además de ser ex jugador, entrenador, también es empresario vitivinícola con socios que fueron compañeros suyos en el seleccionado argentino, como el rosarino Manuel Carizza, el mendocino Eusebio Guiñazú y el tucumano Julio Farías Cabello.

UNA NUEVA ETAPA

Dejando de lado su día a día como jugador, las incansables rutinas de entrenamiento, dietas y los partidos de cada fin de semana, Albacete está relajado. Disfruta de su vida en Buenos Aires y del regreso a la institución en la que se formó, más allá del vigente aislamiento social.

“Estoy muy satisfecho con todo lo que viví. Sinceramente, no me quedé con ganas de nada. Podría hasta decir que el rugby me dio mucho más de lo que jamás hubiera imaginado. Tuve una etapa deportiva espectacular con muchos logros, mundial y por sobre todas las cosas, esa etapa me permitió conocer muchísima gente, una cultura distinta y generar amigos en todo el mundo. Fueron casi 16 años de profesionalismo con muchas cosas en el medio”, sostuvo y añadió: “Volví porque quería cambiar un poco de ambiente. En su momento tuve la oportunidad de hacer algo como entrenador en Toulouse pero decidí seguir jugando y fue ahí que me fui para Racing Metró. Pero al retirarme, quería cambiar un poco de aire”.

SU SALIDA DE LOS PUMAS

La pronta salida de Los Pumas tras una década ininterrumpida y aunque en medio de una vasta polémica, no es un tema que el bonaerense evada.

“Lamentablemente lo más doloroso de eso es que se dio por cuestiones extradeportivas. Fue por un tema político, a causa de algunas declaraciones que hice en un momento referidas a las diferencias que tenía con la dirigencia, dado que no trataban a todos los jugadores de la misma manera”, contó.

“Si yo me hubiese quedado callado, seguramente no hubiera tenido ningún problema y hubiera jugado inclusive el Mundial 2015. Pero sentí que la prioridad desde el rol de líder que tenía en ese momento, era defender a muchos jugadores que no estaban teniendo las condiciones de vida adecuadas y la UAR no hacía nada al respecto. Siempre hablé todo, primeramente, con la dirigencia. Para buscar cambiar la situación. Pero no me dieron bolilla entonces, muchas veces, para cambiar las cosas hay que generar un cimbronazo, lamentablemente. No obstante, la verdad es que no me arrepiento de nada y hoy, volvería a haber actuado de la misma forma».

EL JUEGO ACTUAL

En cuanto a su visión sobre el presente de Los Pumas, deslizó: “En los últimos años se perdió el juego agrupado, que era fundamental para Argentina y siempre molestó mucho a los rivales. Creo que desde que la UAR se integró al Súper Rugby se buscó tener esquemas más bien parecidos a los del hemisferio Sur que a los del Norte y eso considero que fue un error. Creo que el ADN del rugby argentino fue un buen maul, el scrum, el uso del pick & go… hubiese sido ideal integrar las destrezas de los jugadores actuales, que por ahí antes nosotros no teníamos, con nuestras bases. Además, se empeoró en defensa, lo cual es una lástima”.

Sobre sus gustos en cuanto al juego, Albacete rompió los esquemas y declaró que sus preferencias están en el rugby del hemisferio Norte en comparación al del Sur. Por otro lado, elogió al concordiense Marcos Kremer, por su dinámica y vertiginosidad. “Tiene muchas y muy buenas condiciones. Es un gran jugador, uno de los mejores, sin dudas”, dijo y destacó el nivel alto de otros como Guido Petti,
Julián Montoya y Tomás Lavanini.

Para concluir, en un hipotético llamado de la dirigencia de la Unión Argentina de Rugby, con el afán de acercarlo a trabajar para la institución, Albacete reflexionó: “No le cierro las puertas. Habría que ver las condiciones y con quien. Pero si tuviera la oportunidad de elegir mi grupo de trabajo, lo aceptaría con gusto. Sería un lindo desafío”, comentó y aclaró que por el momento no es lo que está buscando y ve complicado que un llamado de esos pueda existir. “Lo veo difícil porque para muchos en la UAR, soy mala palabra. Muchos saben que si me llaman a mí, pueden tener conflictos colaterales”, remarcó.

“Con intereses de por medio, con dinero en el medio, en el rugby profesional muchos priorizan sus comodidades por sobre los valores del deporte. Una lástima, ya que se trata de un deporte muy formativo en el que todos los que intervienen abajo lo hacen sin cobrar”, manifestó.

“Me quedo con todo el cariño que me dio la gente. Es muy loco, lo que la gente me brinda y que te quieran por haber defendido los colores de un país, cuando el agradecido debería ser uno. El día de mañana, quiero que me recuerden como una buena persona, eso es lo más importante. Si uno siempre fue respetuoso y se comportó como debía, eso será lo que trascienda en la vida”, concluyó.

LA NOTA COMPLETA


OTROS CARA A CARA

Comentarios

Comentarios

Destacadas Nacionales