Gastón Revol, cara a cara con Tercer Tiempo: «No cambiaría lo que viví con el Seven por haber jugado en Los Pumas»

En un cara a cara de casi una hora de duración a través de Instagram Live, el cordobés Gastón Revol habló de todo con Tercer Tiempo en una charla amena, distendida, plagada de risas y anécdotas junto al periodista Gabriel Baldi.

Con la humildad y sencillez que lo caracteriza, el jugador de La Tablada, de 33 años, se explayó sobre su vida, su familia, los inicios, dio cuenta de sus sensaciones en vistas al presente que atraviesa, al margen del coronavirus, junto a Los Pumas 7’s y habló de sus objetivos a corto plazo, entre otros temas.

El Negro, como es conocido en el ambiente, contó que sus más íntimos de La Tablada le pusieron el apodo de Verde. «Según me gastaban, me decían que de tan negro que era ya pasaba a ser verde», contó entre risas.

Proveniente de una familia de deportistas, Gastón -quien tiene como referente a su papá, respondió a la preguntas de un seguidor-, tiene cuatro hermanos y dos hermanas. «Los varones de la familia jugamos todos al rugby, somos muy fanáticos», deslizó. «Mi sueño de chico era debutar en la Primera de mi club, por suerte lo hice y después, me propuse seguir adelante en pos de todo lo que pretendía conseguir», declaró.

Más tarde alcanzó grandes logros con el seleccionado cordobés y después, le llegó la oportunidad de integrar Los Pumas 7’s. «Hoy miro hacia atrás y no puedo creer todo lo que vivó. Ha sido un gran gusto haber tenido tantos viajes, haber conocido tantos amigos y disfrutado tanto. Sin lugar a dudas que cuando uno empieza a jugar al rugby, el deseo es llegar a Los Pumas, no puedo negarlo, pero creo que no cambiaría lo que viví con el Seven por haber jugado en Los Pumas», se sinceró.

En la actualidad, Revol ostenta diversos récords históricos en el juego reducido mundial: ocupa el puesto 28º en cantidad de puntos anotados (941); el 14º en cantidad de conversiones (324); el 11º en cantidad de tackles aplicados; 8º en cantidad de caps (369) y ni más ni menos que el primer lugar en cantidad de penales anotados, con seis conquistas.

Según contó, una cosa fue llevando a la otra, con cada proceso y avance junto al seleccionado argentino que en cuanto menos lo pensó, estaba viviendo de su pasión, que es jugar al rugby.

En cuanto a la estructura del Seven en el país, el cordobés dijo que se está trabajando de gran manera.

Entre sus «deudas pendientes», el back deslizó que anhela ganar una etapa del World Rugby Sevens Series antes de su retiro.

¿Y eso cuándo sería? Ante tal requisitoria, Revol señaló que en principio ésta iba a ser su última temporada, aunque deseaba despedirse tras la disputa de los Juegos Olímpicos de Tokio. Mientras que, como los mismos se postergaron, sus últimos cartuchos los ‘quemaría’ el año próximo en la capital de Japón.

LLEGAR

Muchas veces en la vida, la gente suele señalar que tal o cuál persona «llegó». Pero, ¿qué significa llegar?

Para Gastón Revol, eso implica haber transitado un camino correcto, con aciertos y errores pero sin vacilar, yendo siempre de frente y con la verdad, disfrutando y capitalizando cada experiencia al máximo. «Nunca estuve obsesionado por llegar a un lugar determinado. Sólo disfrutaba jugar y trataba de hacer lo mejor posible en la cancha. Eso me abrió el camino y plantearme nuevos objetivos», dijo.

Aplausos, no dejen de aplaudir. Un verdadero rugbier de ley. Ese que cualquier equipo desearía tener entre sus filas. Un jugador que como tal, por su talento y personalidad, ya se ganó un lugar en la historia grande del rugby argentino.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Nacionales Sevens