Emiliano Boffelli, cara a cara con Tercer Tiempo: «Muchas veces, los recuerdos del Mundial no me dejan dormir tranquilo»

En la continuidad de las entrevistas de entre casa, un nuevo cara a cara llevado adelante por Tercer Tiempo a través de la modalidad de Instagram Live, de la red social, un indiscutido y un referente de Los Pumas, como Emiliano Boffelli, con su sencillez habitual, dialogó de manera distendida aproximadamente por 45 minutos con el periodista Kevin Rivero.

“Humilde como siempre”, eran los mensajes más frecuentes que hacía llegar el público durante la charla… una característica que lo ha forjado e identificado a lo largo de su carrera. El back, sin dejar de lado su distintivo, repasó su historia: sus inicios en Rosario y el vínculo familiar con su primer amor, Duendes. Asimismo, se refirió a su trayectoria en el seleccionado juvenil argentino y la incursión en el rugby internacional: en primer lugar, Los Pampas XV, y luego, el salto al Súper Rugby en Jaguares. Sus primeros pasos en Los Pumas y un sueño cumplido con sabor amargo: el Mundial de Japón 2019.

EL PRIMER SUEÑO CUMPLIDO

“De chico hice muchos deportes. En simultaneo tenis, básquet, incluso fútbol, pero siempre a la par del rugby, mi deporte de cabecera, por mis gustos y un legado familiar. En un momento, dejé de jugar al rugby, pero extrañaba muchas cosas, como el ambiente y los valores”, dijo en relación a sus orígenes.

“Mi sueño siempre fue jugar en la Primera División de Duendes y ni hablar sí podía hacerlo con alguno de mis hermanos… ¡Por suerte se me dio!”, concretó.

EL PRINCIPIO DEL CAMINO EN EL RUGBY INTERNACIONAL

“La experiencia que me llevé de los primeros mundiales para menores de 20 años, fue tremenda. Me tocó jugar con jugadores impresionantes, que luego fueron mis compañeros en Jaguares y otros se marcharon al exterior. Todo se fue dando rápidamente, y tal vez, no dimensionaba lo que estaba viviendo”, señaló.

“Por otro lado, haber llegado a jugar con Pampas XV en un principio fue increíble. El hecho de compartir el equipo con jugadores que en ese momento estaban en Los Pumas y que actualmente estoy en Jaguares, fue algo soñado”, sintetizó.

LA LLEGADA DE JAGUARES AL SÚPER RUGBY

“Los primeros años pagamos derecho de piso. Pero, con el correr de las temporadas fuimos conociendo el torneo, a los rivales y las dinámicas del partido”, contó y añadió: “Era todo muy nuevo. Jugando ante Kings, justo me lesioné unos meses antes de lo que hubiera sido mi debut en Los Pumas. Eso me sirvió para parar la pelota y pensar en todo lo que había hecho en tan poco tiempo. Me focalicé en la recuperación y seguimos adelante”.

Tras disputar solamente cuatro temporadas, la franquicia argentina logró un crecimiento inmensurable, incluso dónde ha disputado una final en el certamen más importante de clubes del Hemisferio Sur. En este contexto, el rosarino remarcó los momentos claves del recorrido: “El 2018 fue un año clave para Jaguares. Hubo un cambio de mentalidad y de madurez. Tomamos una confianza gigante… y entre nuestras virtudes está la unión. Todo el plantel, más allá de los 23 que ingresan a un partido, tiene un rol clave y apunta hacia el mismo lado”.

“El año pasado, el partido ante Bulls, nos hizo dar cuenta que estábamos para más. Aún jugando mal, ganamos y tomamos una confianza enorme”, expresó y agregó: “Hoy en día, a pesar de su corta historia, ya podemos hablar de una identidad en Jaguares. Además, nos ganamos el respeto de todos”.

LOS PUMAS Y UN TRAGO DIFÍCIL DE DIGERIR TRAS LA CITA MÁXIMA

“Desde lo personal rescato el sueño de ir al Mundial pero lamentablemente los resultados no fueron los esperados. Sin lugar a dudas, el partido a ganar era ante Francia y el grupo lo sabía. La falta de tackles y los errores que tuvimos en ese cotejo, muchas veces hoy en día no me dejan dormir… Y seguramente no me dejarán dormir hasta que tengamos revancha”, declaró.

Sobre el final del encuentro que quizás marcó el rumbo fatídico del conjunto argentino, Emi, tuvo la posibilidad de cambiar la historia y ejecutó un penal desde una larga distancia, pero se fue desviado por muy poco. “Hasta el día de hoy me duele recordar el penal errado. Pero no me arrepiento de nada, tanto de pedirlo como patearlo, porque estoy tranquilo que dejé lo mejor”, sostuvo.

“Me quedo con la actitud que mostró el equipo por momentos. Al volver de Japón sentía algo muy feo que me cegaba y no me permitía el hecho de haber podido estar en una Copa del Mundo. Ojalá la mala experiencia, nos sirva de aprendizaje para poder crecer en el futuro”, manifestó.

LOS MOMENTOS DESTACADOS DE SU CARRERA

“Entre los tres momentos más importantes que viví, pongo al debut con la Primera División de Duendes, ser campeón del Torneo Regional del Litoral junto a mi hermano, y en tercer lugar, estoy entre la final del Súper Rugby y mi debut en Los Pumas”, sentenció.

CON LA MIRADA EN EL NORTE

“En día tengo la cabeza puesta en Jaguares y Los Pumas, pero no descarto en algún momento jugar en Europa. Sería una experiencia muy positiva”, aseveró.

Para concluir, hizo alusión a un deseo supremo para su carrera: “Mi sueño es ser campeón del mundo. Soñando en grande, el rugby argentino ha crecido a pasos agigantados y creo que lo puede hacer”.

OTROS CARA A CARA POR INSTAGRAM LIVE

Comentarios

Comentarios

Destacadas Los Pumas