Patricio Fernández, cara a cara con Tercer Tiempo: «Ponerme la camiseta de Los Pumas es un sueño pendiente»

El apertura rosarino, Patricio Fernández, dialogó amenamente con Tercer Tiempo en un nuevo cara a cara, llevado adelante través de la modalidad de Instagram Live, de la red social, con el periodista Kevin Rivero, durante aproximadamente 40 minutos.

Formado en el Jockey Club, de Rosario, el Pato escribió su historia con empeño. Durante el transcurso de la tarde, el back relató sus sensaciones sobre sus comienzos en el conjunto verdiblanco, su paso por los seleccionados juveniles y una marca indeleble en la historia de las citas máximas juveniles. Además, dio cuentas de su incursión en el Viejo Continente, dónde trazó una carrera indiscutida, pero que le dejó una deuda pendiente: vestir el manto sagrado argentino.

SUS INICIOS

“Tuve un paso breve por Gimnasia y Esgrima de Rosario. Luego, nos mudamos con mi familia a Fisherton y me sumé a los juveniles de Jockey. Estoy agradecido a los dos clubes por mi formación pero, sobre todo, a Jockey porque fue dónde pasé más tiempo”, dijo.

“El sueño de cualquier chico es debutar en la Primera División de su club, y cuando llegó el momento. Fue un orgullo enorme que esté mi familia y mis amigos mirándome. Son momentos que no se repiten, lo viví con gran alegría y es inolvidable”, aseguró.

LOS PUMITAS, UNA HUELLA IMBORRABLE EN LA HISTORIA

El apertura disputó dos Mundiales Juveniles: Francia 2013 y Nueva Zelanda 2014. Sobre esto, manifestó: “Son recuerdos que voy a llevar eternamente conmigo. Me tocó compartir el equipo con jugadores que actualmente están en Los Pumas y juegan en un nivel muy alto en sus equipos. Disfruté mucha esa etapa, me hice amigos para toda la vida y probé el gustito del rugby internacional”.

En su participación, Patricio marcó una totalidad de 155 puntos, lo que condujo a posicionarse como el goleador histórico de las Copas del Mundo para menores de 20 años. “Es algo que todavía guardo con alegría, pero los records están para romperse. Así que, creo que supongo que en los próximos años alguien me superará”, expresó.

EL SALTO AL PROFESIONALISMO EUROPEO

“Cuando disputé el Campeonato Juvenil de Francia 2013, se acercaron los jefes de la academia de Clermont y me ofrecieron para sumarme desde ese instante. Tenía 18 años, lo analicé y decidí quedarme en Argentina para continuar con mi formación”, contó.

“Tras mi paso por el segundo Mundial Juvenil y dos etapas del Circuito Mundial de Seven’s, los contactos se retomaron y se pudo dar. Desde un principio comencé a consumir todo lo que me podía ayudar a crecer”, aseveró.

Sobre su llegada a Francia, deslizó: “Cuando uno no está bien emocionalmente, se replantea muchas cosas. Sabía que tenía que cumplir mis objetivos y quería vivir del rugby. Cuando me fui de Argentina, estaba decidido de la decisión que había tomado”.

“Tuve momentos muy complicados. El apoyo de mi familia y mis amigos que estaban en mi ciudad natal fueron un gran impulso para que siga adelante. Estoy agradecido a ellos también”, deslizó.

El rosarino se consagró campeón del Top 14 en 2017 y fue subcampeón europeo. En relación a esto, expresó: “Fue un año increíble. Fuimos todos por el mismo objetivo y tengo recuerdos que no me voy a olvidar más. Cuando llegué a Europa quería jugar esos partidos, tuve la oportunidad y pudimos cerrarlo ganando el campeonato. Un escenario increíble”.

CAMBIO DE COLORES

“No estaba bien a nivel personal y rugbístico. No estaba jugando y decidí buscar una salida más allá que me quedaba un año de contrato”, declaró y añadió: “Cuando te levantas a la mañana y no tenés ganas de ir al club, eso te indica algo. Tenía esas sensaciones y creí que era el momento de cambiar de aires”.

En este contexto, el 10 sostuvo que recibió sondeos desde Jaguares para competir en el Súper Rugby: “He tenido contactos cuando estaba por dejar Clermont. Hable con Gonzalo (Quesada) pero le dije que quería quedarme algunos años más en Europa para seguir creciendo. Tengo dos años más de contrato en Lyon y luego analizaré mi futuro”.

“Cuando se produjo ese cambio y transitaba una lesión complicada y el momento era duro. Pero, me aferré a las ganas de jugar al rugby, a los sueños que tengo. Arranqué a jugar porque me divertía y me hacía feliz, y busco sentirme plenamente. Mi familia me dice que, cuando me ve en la cancha, se sienten bien y eso es un mimo para mí también”, concretó.

LOS PUMAS, UN DESEO LATENTE

“Cuando me vine a Francia, sabía que tenía que dejar de lado las oportunidades de jugar en Los Pumas. Es una decisión que tomé y asumo toda la responsabilidad. No me arrepiento de nada”, sostuvo.

“Ponerme la camiseta de Los Pumas es algo pendiente que tengo y espero que algún día lo pueda cumplir”, sentenció.

 

LOS MOMENTOS TRASCENDENTALES

“El debut en la Primera División de mi club, es algo que no voy a olvidar jamás. Pasó hace bastante tiempo, pero prácticamente recuerdo todo. Mi partida a Europa, fue una decisión complicada, pero la tomé con responsabilidad. Sin lugar a dudas, son los hechos que me marcaron en mi vida”.

UNA CARRERA CON SUDOR Y LÁGRIMAS

“Nunca pierdan la chispa de diversión que te deja el deporte. Muchas veces, cuando estás en el profesionalismo, dejas de lado eso por algunas presiones. Pero, no hay que olvidarse porque comenzaron a jugar al rugby. Si en algún momento dejan de divertir, hay que replantearse lo que estás haciendo”, recitó en un mensaje emitido hacia los chicos en las divisiones formativas de los distintos clubes argentinos.

“Mi carrera está hecha con esfuerzo. Sacrifiqué y dejé al costado muchas cosas que tuve la oportunidad de hacer, pero decidí no hacerlas porque tenía el sueño de vivir del rugby”, concluyó.

¡MIRÁ EL CARA A CARA COMPLETO!

OTROS CARA A CARA DE TERCER TIEMPO POR INSTAGRAM LIVE

Comentarios

Comentarios

Destacadas Internacionales