Un empate con dulce sabor para Los Pumas

Por la cuarta fecha del Tri Nations, Los Pumas y Australia igualaron 15-15 en el McDonald’s Jones Stadium de Newcastle, bajo el arbitraje del neozelandés Paul Williams.

Tras haber doblegado a los All Blacks en lo que fue una victoria histórica, el representativo argentino no tuvo un buen encuentro aunque logró registrar una igualdad nada despreciable ante un gran rival. El aspecto mental fue clave para el elenco argentino.

EQUIDISTANTE

La primera acción del partido fue favorable a los dueños de casa, quienes dominaron territorialmente en los minutos de arranque y sumaron con un penal de Reece Hodge. No obstante, la reacción del seleccionado argentino fue prácticamente inmediata. Por idéntica vía aportó sus primeros puntos Sánchez, su tanto número 776 en el equipo argentino.

Los Wallabies tomaron la iniciativa del encuentro después. Tuvieron mayor posesión y se situaron en terreno rival aunque sin poder dar la puntada final. Sus propias impresiones le impidieron anotar, mientras que Los Pumas aguantaron en defensa, recuperaron pelotas claves a partir del line out y aún en un momento malo del desarrollo del partido, evitaron que el local le marque puntos.

Un try anulado para los oceánicos de Tom Banks, al pisar la línea de fondo, le dio mayor aire a Argentina.

SACARON PROVECHO

A los 30′, en una de las pocas arremetidas argentina llegó el desquite. Otra vez con un penal sumó el apertura tucumano y puso a Los Pumas al frente. Un resultado claramente injusto considerando el devenir del partido. Sin embargo, las propias situaciones que en otras épocas Los Pumas sufrían, hoy las aprovechaban: pasar adelante aún sin jugar bien.

Otra vez respondieron Wallabies con el pie de Hodge y las cifras volvieron a empardarse en Newcastle, ciudad ubicada a dos horas de Sidney, donde está el búnker albiceleste.

Aún con infracciones a su favor desde lugares del campo factibles para patear a los postes, los amarillos prefirieron jugar, confiados en su potencial. Nuevamente, los australianos desplegaron la pelota encontrando la defensa rival a contrapierna y llegaron al try a través de Marika Koroibete. Aunque un forward-pass en la última maniobra hizo que la jugada quedara invalidada y todo vuelva atrás.

A lo largo de este período inicial, los dirigidos por Ledesma registraron 17 penales en su contra. Y claro, de tanto esperar y sin reacción, Australia sobre el epílogo pasó a estar arriba. Hodge, con el pie, decretó el 9-6 parcial y los equipos se fueron al descanso.

CUESTA ARRIBA

El complemento comenzó cuesta arriba para Los Pumas, que continuó sin la posesión y tomó desde el inicio malas determinaciones.

Por acumulación de penales, Julián Montoya recibió tarjeta amarilla a los 4′ y por diez minutos, Los Pumas debieron resolver el pleito con uno menos. Hogde cambió ese penal por puntos y puso el tanteador 12-6.

El desgaste y las lesiones, empezaron a hacerse sentir en Argentina. Imhoff debió salir en el primer tiempo y Sánchez, con un tirón visible en su pierna derecha, fueron algunas de las bajas.

Hogde volvió a capitalizar un nuevo penal australiano, para estirar diferencias. Y por la misma vía aunque ocho minutos después, el 10 argentino achicó esa distancia para dejar el partido a tiro.

A esa altura, en su segundo partido de la temporada, Los Pumas no jugaban bien, pese a que lograban mantenerse en carrera frente a un rival que llegaba con un fin de semana de descanso y mayor rodaje.

Otra vez Sánchez descontó para el 15-12 del seleccionado argentino que ya con las variantes ingresadas desde el banco de suplentes tuvo una renovación.

A 10′ del cierre y con un desarrollo que comenzaba a equilibrarse, Sánchez nuevamente con el pie -desde larga distancia- le dio la igualdad a Los Pumas, con la importancia que eso implicaba a esa altura. El partido estaba abierto y cualquier cosa podía suceder en el resto.

La tensión en el estadio parecía sentirse desde América. A falta de tres para la conclusión del partido, disputado ya con una llovizna intermitente por lo que se apreciaba desde la transmisión televisiba, Hogde desacertó un penal que le hubiese dado el triunfo al local.

SÍNTESIS

Australia: Tom Banks; Tom Wright, Jordan Petaia, Hunter Paisami y Marika Koroibete; Reece Hodge y Nic White; Harry Wilson, Michael Hooper y Ned Hanigan; Matt Philip y Rob Simmons; Taniela Tupou, Brandon Paenga-Amosa y Scott Sio. Suplentes: Folau Fainga’a, Angus Bell, Allan Alaalatoa, Rob Valetini, Liam Wright, Jake Gordon, Noah Lolesio, Filipo Daugunu. Entrenador: Dave Rennie.

Argentina: Santiago Carreras (Santiago Cordero); Bautista Delguy, Matías Orlando, Santiago Chocobares y Juan Imhoff (Emiliano Boffelli); Nicolás Sánchez y Gonzalo Bertranou; Rodrigo Bruni (Facundo Isa), Marcos Kremer y Pablo Matera; Matías Alemanno (Santiago Grondona) y Guido Petti; Franciso Gómez Kodela (Santiago Medrano), Julián Montoya y Nahuel Tetaz (Mayco Vivas). Suplentes: Santiago Socino (ingresó temporariamente por Bruni) y Felipe Ezcurra. Entrenador: Mario Ledesma.

Primer tiempo: 4′, 35′ y 44′ penales Hodge; 6′ y 32′ penales Sánchez. Parcial: Australia 9 – Argentina 6. Segundo tiempo: 16′ penal Hodge; 27′ y 30′ penales Sánchez. Final: Australia 15 – Argentina 15. Cancha: Mc Donald’s Jones Stadium de Newcastle. Árbitro: Paul Williams (Nueva Zelanda).

Comentarios

Comentarios

Destacadas Los Pumas