Poco a poco, el rugby paranaense vuelve a encontrarse

Considerando la situación que transita la provincia en cuanto a la pandemia, al día de hoy, las probabilidades de que esta temporada haya alguna competencia de rugby oficial a nivel regional, son muy bajas.

Durante las primeras semanas del aislamiento social, preventivo y obligatorio, los distintos clubes entrerrianos llevaron adelante diversos trabajos que apuntaban principalmente, a un mantenimiento físico y en vistas a conservar una motivación colectiva.

Sin embargo, con el paso de las semanas el desgaste fue haciéndose sentir y continuar con los grupos conectados al ciento por ciento, fue una ardua tarea.

Con las habilitaciones deportivas decretadas en las últimas semanas, fueron concretándose poco a poco los regresos, aunque lejos de la ovalada, por parte de varios equipos.

En Paraná, algunos aprovecharon los espacios de la Costanera o el Parque Urquiza para encontrarse y desarrollar, divididos en grupos reducidos y por categorías, trabajos aeróbicos de base y nivelación.

“Nos ponemos objetivos a tres semanas. Nos fijamos una fecha corta porque tiene que ver con el tiempo en el que van variando las autorizaciones municipales y van volviendo las actividades”, le contó el coordinador general de la preparación física del Paraná Rowing Club a EL DIARIO, quién remarcó que la semana que pasó comenzaron a correr por la avenida Costanera separados en grupos de cuatro jugadores. “Los chicos hasta el momento vienen bien. Lo próximo, es volver al gimnasio con un protocolo que ya tenemos diagramado y turnos de a ocho jugadores como máximo, con tareas de iniciación”, dijo.

“No hay un objetivo de rendimiento en cuanto a lo competitivo. El objetivo es la puesta a punto, con un trabajo de base. Y en cuanto a la fuerza, el trabajo será más variado porque algunos jugadores se pudieron mantener y otros no tanto”, aclaró y añadió: “Queremos lograr un cierto nivel de preparación física para evitar lesiones al menos, dado que no sabemos cuándo vamos a volver al ruedo”.

Por el lado del Club Atlético Estudiantes, el PF, Alexis Foletto, indicó: “Una de las actividades habilitadas era el atletismo, entonces, comenzamos a correr en grupos reducidos, en El Plumazo, distanciados en un lapso de 10 minutos aproximadamente entre cada grupo y en un lugar distinto del predio. Tomamos asistencia y tuvimos una buena concurrencia, con todo el ancho de la cancha y en forma lineal para que no se crucen los jugadores ni se acerquen. Tuvimos en cuenta incluso, hasta donde debía estacionar cada grupo para llegar sin cruzarse al campo. Tenemos entrenamientos de un máximo de una hora, tres días a la semana. Tenemos siempre en cuenta todo el protocolo y los recaudos necesarios”.

“La semana próxima iniciaríamos con las actividades de gimnasio, con un protocolo acorde y manteniendo los mismos grupos de trabajo. Los jugadores solamente pueden sacarse el barbijo o tapaboca a la hora de entrenar, mientras que los integrantes del staff, lo deben tener todo el tiempo”, manifestó.

Por otro lado, en el Club Tilcara, en tanto, el Plantel Superior y los Menores de 19 años comenzaron con todo el protocolo existente, tareas de gimnasio en el predio Ramón Brandolín. La semana entrante, harán lo propio los Menores de 15, 16 y 17 años. En tanto, desde mañana empezará la planificación de la parte de campo, sin pelota.

En Echagüe y Capibá, se encuentran ultimando detalles respecto a los protocolos vigentes y autorizaciones, con el afán de reencontrarse a la brevedad.

REUNIÓN VIRTUAL

La semana pasada, la Unión Entrerriana de Rugby desarrolló vía Zoom, una reunión con los distintos presidentes de los clubes o sus respectivas subcomisiones, de acuerdo el caso. En la misma, se trataron distintos temas como el Covid-19 y la asignación económica extraordinaria por esta temporada, que le otorgará la Unión Argentina de Rugby (UAR) a todos los 664 clubes del país.

“El rugby por ahora no volverá”, indicaron desde la entidad que rige al deporte provincial. Sin embargo, la idea es poco a poco, retornar a los clubes, procedimiento que llegaría a través del gimnasio y el atletismo. El trabajo que se realice, por el momento, será sin pelota y no puede llegar a haber más de diez jugadores por sesión más dos entrenadores, como máximo.

Por otra parte, en cuanto al subsidio no reintegrable que como adelantara oportunamente EL DIARIO, será de $65.000 por club más un monto de $590 por jugador, fichado con un registro simbólico, según lo estipula la UER, en esta temporada.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Entre Ríos