Los Brave Blossoms revolucionan Japón

Semana tras semana los jugadores de Japón marcaron nuevos hitos para su país y el continente. Ganaron su grupo, accedieron por primera vez a los cuartos de final de la Rugby World Cup y se ubicaron en la octava posición del ranking mundial.

Estos objetivos fueron repetidos constantemente por los jugadores y entrenadores de Japón y fue exactamente eso lo que consiguieron, ganando, además, seguidores de todas partes del mundo con su display imaginativo y sin límites.

Antes de su última y única derrota en el torneo en manos de Sudáfrica, se encontraban en la sexta posición del ranking mundial, habiendo comenzado la competencia en el décimo lugar. Entre varios logros alcanzados, se han clasificado automáticamente para la Copa Mundial de Rugby 2023 en Francia.

Jamie Joseph fue el arquitecto del éxito del equipo local. Pasó tres años en el corazón de los Brave Blossoms y por una temporada combinó ese rol con el staff de entrenadores de los Sunwolves, el equipo japonés que compite en el Super Rugby. Meticulosamente ensambló el cuerpo de coaches para encargarse de cada aspecto del juego, desde la preparación física y los tackles, hasta el scrum y el ataque. Sí disfrutó de una gran ventaja en su ambición de cumplir el lema de construir “un solo equipo” ya que el grupo pasó 240 días en campos de entrenamiento este año.

El hombre de 49 años de edad tomó una valiente decisión en dejar de lado al capitán inspiracional, Michael Leitch, y colocarlo en el banco de suplentes tras la victoria en el partido inaugural ante Rusia, para alivianarle su responsabilidad.

El segunda línea James Moore, el ala Pieter Labushagne, los centros Ryoto Nakamura y Timothy Lafaele y el wing Kotaro Matsushima jugaron cada minuto de toda la campaña. Cinco jugadores ni siquiera ocuparon un lugar en el banco de suplentes, aunque su meticuloso análisis de los rivales fuer vital para el progreso de Japón. Eventualmente, esa falta de jugadores pudo haberles costado que se quedaran sin energía ante Sudáfrica.

Japan Rugby Football Union está en tratativas para una extensión del contrato de Joseph, ex All Black y Brave Blossom.

Por su parte, Kenki Fukuoka,el explosivo wing que recibió el apodo de Ferrari por parte de su entrenador, confirmó que su carrera en el rugby de 15 ha llegado a su fin con la caída ante Sudáfrica. A partir de ahora, se convertirá en doctor. Sus cuatro tries en la fase de grupos, especialmente el de la victoria ante Irlanda, el primero en esta Copa Mundial, y dos en el partido clave ante Escocia, vivirán por siempre en la memoria de los fans alrededor del mundo.

Cabe destacar que además de Fukuoka, el veterano Luke Thompson, de 38 años, y Moore, no volverán a vestir la camiseta blanca y roja. Los futuros de los experimentados Shota Horie y el medio scrum Fumiaki Tanaka, del apertura Yu Tamura y también posiblemente de Leitch (31 años), quienes han jugado su tercera Copa Mundial, permanece incierto.

FUROR

La creciente conciencia entre la población japonesa de los Brave Blossoms se reflejó en un aumento en el número de personas en el hotel del equipo cada día, donde se llevaban adelante conferencias de prensa diarias. Los jugadores estaban felices de posar para las cámaras y disfrutaban no solamente del aumento de su propia popularidad, sino también del deporte dentro del país.

EN NÚMEROS

8 – La posición de Japón en el ranking mundial, más arriba que Escocia, Italia y Argentina.

54.8m – El pico de audiencia televisiva local para el partido de Japón vs Escocia.

13m – visitas al perfil en japonés de Rugby World Cup el día del partido Japón vs Escocia, más del doble que la versión en inglés.

29 – puntos en la caída 26-3 de Japón contra Sudáfrica, el partido con menor cantidad de puntos hasta el momento en RWC 2019.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Rugby World Cup