Leonardo Gómez, jugador de Unión, de Crespo: «En el rugby aprendés cosas que te ayudan a obrar en la vida diaria»

Trabajo y sacrificio, son dos aristas que no se deben pasar por alto para ejercer y triunfar en cualquier ámbito que se encuentre. Los clubes y los diferentes protagonistas del Desarrollo Entrerriano no miran hacia otro lado cuando a esto se refiere.

En este contexto, Leonardo Gómez, uno de los referentes del Club Atlético Unión, es un arquetipo de ello. Desde General Ramírez a Crespo. No importan los kilómetros, ni los infortunios que puedan aparecer, porque la ilusión y el amor persistente por el deporte, lo impulsan a saltar cada una de las barreras que se instalan en el camino.

En diálogo con Tercer Tiempo, el ramirense dio cuentas de su historia vinculada a la ovalada, brindó su costado humano y detalló cómo incidió la filosofía rugbística en su vida.

INICIOS

“En 2011 me fui a vivir a Santa Fe porque estudiaba la carrera de Mecatrónica. Hice un buen grupo de amigos y dos de los chicos jugaban al rugby. Hasta ese momento, solo tenía interés y ganas de conocer el deporte, y les propuse que deseaba incursionar en los entrenamientos. Comencé a entrenar en el Cha Roga Club, pero no alcancé a debutar. En este tiempo, también corría carreras arriba de un karting y me volvía casi todos los fines de semanas para estar en el taller con mi papá”, contó el forward en relación a su génesis deportiva, y agregó: “En 2012, me volví a mi ciudad natal porque decidí continuar otra carrera. Entonces, me sumé a Unión con los chicos que viajaban constantemente a  la ciudad de Crespo”.

DESARROLLO

Por su parte, el primera línea se refirió a uno de los pasos trascendentales en el comienzo de su carrera: “Renato Sciortino fue fundamental en la continuidad de mi trayectoria, porque jugaba en la posición de ala, pero me dijo que podía adaptarme mejor desempeñándome en la primera línea. Desde este momento, ocupé este rol”.

Además, sintetizó los atributos destacables que le otorgó la disciplina: “A través del rugby pude reforzar muchos valores que ya traía de mi familia. Mis padres me inculcaron el respeto y el sacrificio desde una temprana edad. Cada vez que piso una cancha, aprendo cosas nuevas que potencian a crecer en aspectos positivos que puedo desenvolverlos en el día a día”.

IDENTIDAD

En tanto, el jugador de 28 años, dio cuentas de sus sentimientos hacia la entidad que lo acobija diariamente: “Por el club siento una linda pasión. Hace poco tiempo que formo parte de él, pero siempre noté que estuvo formado por excelentes personas, desde los dirigentes hasta mis compañeros. Esto permite que, en la institución se viva un clima de respeto  y bienestar que logra generar identificarte con estos colores”.

“Estoy totalmente agradecido con el rugby, porque aprendes cosas que te ayudan a obrar en la vida diaria.  Me dio amigos muy humildes con un corazón gigante que están en cualquier circunstancia, con las manos abiertas para ayudarme y en ocasiones, hasta se olvidan de sus propias preocupaciones para apoyarme desde el lado que puedan. Lo valoro mucho, y no tiene precio”, señaló.

CRECIMIENTO

Las últimas temporadas fueron de progreso constante para el hombre oriundo de General Ramírez. “Desde mi perspectiva, en estos dos años que pasaron, crecí muchísimo en la faceta deportiva. Muchas veces, tomaba decisiones sin pensar y estoy tratando de manejar los tiempos del juego para favorecer al equipo con mis decisiones”, manifestó y añadió: “Siento que me falta mucho por aprender. Desde el jugador más experimentado hasta los jóvenes aprenden cosas nuevas, y esto es magnífico”.

Leonardo Gómez (derecha) junto a Diego Keiner (izquierda).

COLUMNA

Sin lugar a dudas, su cotidianidad es acompañada por dos herramientas esenciales: la familia y su trabajo como docente. En primera instancia, Leo hizo alusión a las personas que lo respaldan desde el primer minuto de su existencia: “Mi familia es el pilar fundamental de mi vida. Me apoyan en todo lo que me propongo y hacen hasta lo imposible para que pueda cumplirlo. Agradezco de tenerlos conmigo todos los días”.

Por otro lado, expresó su tarea laboral que lleva adelante a diario y aseguró que “va de la mano con el rugby”. “En cada una de mis clases intento transmitir el respeto, la solidaridad, el compañerismo y el compromiso. Quizás, no textualmente, pero procuro que actúen con valores que me inculcaron”, concretó.

PROYECTOS

Gómez, anhela llevar adelante un proyecto de una PyME, en la cual formaría parte su familia. Es una idea que le surgió hace un acotado periodo y le demanda mucho tiempo. Espera solucionar el dilema lo antes posible para sumarse a los entrenamientos en la inmediatez, ya que consecuente a esto, sumado a su tarea docente, debe entrenar en un horario diferente al que tienen sus compañeros, en las prácticas que se llevan a cabo mediante la plataforma virtual Zoom.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Entre Ríos