Del resentimiento, los jueces del bien y el mal, el clickbait y otras yerbas

Si bien la prioridad en Tercer Tiempo la tiene el rugby, propiamente dicho, como medio de comunicación nos resulta imposible escaparle al trending topic del día, que se vincula a esa disciplina y por eso, este medio desarrolló este Editorial.

Las redes sociales son el canal de expresión por excelencia de esta nueva era y está bien que así lo sea. Están al alcance de todos. Se desprenden como una extensión corporal y llegan a los sentidos de todo el planeta.

Como en la sociedad, es viable encontrarse en el mundo digital con el disenso de opiniones o comentarios respetuosos. Así también como con críticas infundadas, odio, rencor y resentimiento. Cada cual, formula y erige su visión de manera textual o audivisual acorde a su modo de ver las cosas. A raíz de sus vivencias, mirada y sentimientos.

Este sábado tras el encuentro de Los Pumas, las redes sociales «estallaron» con posteos respecto a qué estaba bien y qué estaba mal sobre el proceder del seleccionado argentino en una suerte de homenaje a Diego Maradona, en la semana de su muerte.

Llovieron las críticas por el uso de la cinta negra como señal de luto en la casaca albiceleste y elogios para los de negro por el reconocimiento al futbolista fallecido en el mítico haka. Claro, en la mayoría de los casos, desconociendo todo tipo de fundamentación.

«El brazalete es el símbolo con el que homenajeamos a muy pocos, solo a los grandes (…) Para nosotros tiene un inmenso valor y significado. Creemos que él lo vería así también. La magnitud de Maradona hace que cualquier gesto quede chico», indicó el presidente de la UAR, Marcelo Rodríguez, en declaraciones vertidas a Olé.

A su turno, Sam Cane, el capitán de los All Blacks, había declarado en conferencia de prensa, cómo su equipo gestó la idea de reconocer a Maradona.

Por otro lado, el amarillismo de regocijó y empezó a generar comentarios vacíos, que lejos de ser noticias, notas de opinión o algún género periodístico que se le parezca mediante sus respectivas webs, buscaban el clickbait. Es decir, el hecho de generar ingresos a sus portales, likes o reposteos.

El dolor por una muerte, en este caso por la del ídolo popular argentino, la lleva y llevará (o no), cada uno a su manera. ¿Es posible señalar cómo debe sentir la tristeza el otro?

El recuerdo por parte de algunos medios de comunicación en el ingreso de Los Pumas con la 11 en homenaje a Lomu tras su deceso en 2015 o la reflexión con la camiseta número 44 por los fallecidos en el ARA San Juan, fue una constante. Hablan a las claras además de la solidaridad y la consideración del seleccionado nacional ante estos acontecimientos externos.

Lejos de jugarle en contra al rugby argentino, como pretende gestar desde el resentimiento y el odio algunos cibernautas o medios, son aspectos que reflejan un valor enorme del deporte de la ovalada en el país: el respeto.

Cada uno se ‘apodera’ de Maradona a su modo. Quizás era parte de uno, para muchos. Era de la familia, para otros. Y como tal, debemos darnos cuenta que ese sentido ‘abrazo’ siempre viene desde ‘el otro’. En pocas palabras, frente a la muerte de un familiar cercano, ¿nos abrazamos a nosotros mismos? ¿O son nuestros allegados quienes vienen a consolarnos?

Este sábado el consuelo llegó del lado de los All Blacks. En 2015, el consuelo fue de Los Pumas hacia los de negro. Tan simple como eso.

Así como en la semana se habló de los sommeliers de sentimientos, en razón de quienes no mancomunaban con el astro futbolístico, ahora podemos hacer alusión a los jueces del accionar ajeno, dadas las críticas del ‘que sí’ o ‘que no’, del ‘fue mucho’ o ‘fue poco’.

El odio no genera más que odio. El respeto infunde más respeto. Es así, en todos los sentidos de la vida. Cada uno se hace cargo de su proceder y lo ideal, siempre es ir más allá, evitando aquello que nos haga mal y las opiniones desde el rencor. La procesión va por dentro, las razones con uno mismo.

Comentarios

Comentarios

Los Pumas