Un enriquecedor desafío para el rugby entrerriano

El deporte en sí, educa, vincula y divierte. El rugby en especial, también incluye. Sin importar la contextura física del o la jugadora, cada uno tiene su lugar o una posición clave para desempeñarse.

Con el empuje que trae aparejada esta temporada, la de la novena Copa Mundial -que está a días de comenzar en Japón- y con la vertiginosidad que crece la disciplina a lo largo y ancho del planeta, nacen nuevas propuestas en relación al juego.

En Entre Ríos y la región no hay excepción y el entusiasmo se manifiesta con el crecimiento de los clubes y la llegada del deporte a lugares antes impensados.

Mediante una propuesta del entrenador Eduardo Méndez junto a un grupo de entusiastas vinculados al rugby, la iniciativa llegó a la Unidad Penal N° 1 y aún se mantiene firme, con sus entrenamientos semanales cada jueves.

Por su parte, a partir de la próxima semana, la historia del rugby en Entre Ríos iniciará un capítulo más en este sentido y le dará rodaje a la ilusión de los chicos y chicas con síndrome de down que deseen iniciarse en la actividad.

El entrenador Renato Sciortino, DT del Seleccionado Desarrollo de la Unión Entrerriana de Rugby y del Atlético Echagüe Club tuvo la idea semanas atrás y comenzó a ponerle manos a la obra al trabajo, con un proyecto serio que elaboró junto al asesoramiento de especialistas en la materia.

“Planteé el proyecto en la Unión Entrerriana de Rugby y tuve ese aval, lo mismo que en Echagüe, que le brindará un espacio físico a la propuesta”, indicó Sciortino.

“Tenemos muy buenas expectativas con una práctica que estimamos nos ayudará a todos a crecer, por lo que trataremos desde este lado, de seguir devolviéndole al rugby algo de lo mucho que el deporte nos dejó”, dijo y añadió: “Buscamos, en un día de actividad física plena, enseñar los principios del rugby, como el respecto, la amistad y la solidaridad, además de compartir el gran tercer

Los entrenamientos se llevarán adelante desde el próximo miércoles 18, cada miércoles y viernes de 16 a 18 horas. Las prácticas serán destinadas a chicos y chicas entre 12 y 16 años. Las mismas, se darán en el predio de Echagüe ubicado en barrio Los Arenales, sobre las calles Echeverría y Ayacucho, con la preparación física de la profesora Micaela Gálligo.

En el país

El bonaerense Daniel Fernández quería que su hijo Joaquín, que nació con síndrome de down, pudiera jugar al rugby y fue así como en 2011,  decidió emprender “Rugby Inclusivo Banco Hipotecario”, en el Club Hipotecario de Buenos Aires.

Con el proyecto buscó integrar a todos aquellos chicos con discapacidades, al igual que su hijo.

Hoy el equipo de “Los Pumpas XV” está formado por 15 integrantes que juegan con las reglas de World Rugby a excepción del scrum. La formación está compuesta por 10 jóvenes con discapacidades intelectuales o diversidades funcionales y otros cinco jugadores que tienen un rol de “facilitadores”, dentro de la cancha.

Hay más equipos también en Mendoza y Tucumán, mientras que en las próximas semanas comenzará a expandirse una iniciativa similar en Rosario.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Entre Ríos