Un desafío superador que crece en la Unidad Penal de Paraná

Consolidar propuestas en contextos delicados y ámbitos complejos no es un trabajo sencillo. Sin embargo, con sacrificio y mucha dedicación, Eduardo Méndez, quien inició junto a Víctor Rabuffetti el proyecto del rugby en la Unidad Penal N° 1 «Dr. Juan José O’Connor» de Paraná, está cosechando la siembra.

La iniciativa del denominado equipo de Pitbull Rugby, que surgiera en noviembre de 2018, está dando sus frutos y cumpliendo con su cometido de promover la práctica del deporte y a través del mismo, lograr la igualdad, el respeto y la disciplina, entre otros valores.

En diálogo con EL DIARIO, Méndez dio cuenta del progreso que evidenció el rugby y los avances que denotaron los reclusos en una práctica que para la mayoría, fue toda una novedad.

-¿Qué balance hacés desde que iniciaron el rugby la Unidad Penal?
-Creo que muy positivo. Los entrenamientos nunca mermaron y se dieron semanalmente, cada jueves, desde el día que pusimos primera en esta propuesta.
Si bien el grupo de entrenadores con el que comenzamos la iniciativa fue variando, cada vez que pedimos colaboración en los clubes paranaenses con jugadores que fueran a aportar su granito de arena, la tuvimos. Así fue que a lo largo de este período pasaron Juan Cornejo, de Tilcara; de Estudiantes, Bruno Ugalde, Juan Manuel Lescano, Simón Bollo, Jaco Bertello, Tomás Ferreyra y Diego Camino, quien además tiene la particularidad de pertenecer a la Policía Federal. No es fácil sumar gente, inclusive en los clubes, pero cada vez que hicimos extensivo el pedido de colaboración, no hubo dudas por parte de distintos chicos para acompañarnos. La gente incluso nos ha donado ropa deportiva, botines y pelotas. Los internos valoran y mucho el hecho de que alguien los tenga en cuenta y que desde afuera se esté preocupando por ellos. Eso los reconforta y los invita a superarse y a tratar de cambiar las actitudes que han tenido en su vida.
Ya llevamos casi dos años llevando adelante esta idea y cada vez que vamos a la Unidad Penal, nos reciben de una manera mejor. Nunca tuvimos ningún incidente. Al contrario, las prácticas cada vez son más fuertes, deportivamente más duras y los chicos cada vez se meten más en el deporte.

-¿Cómo fueron recepcionando los internos los conceptos del deporte?
-Habíamos empezado con un número que iba entre los 15 y 20 chicos, pero en estas últimas semanas, antes de que la actividad de interrumpiera por la cuarentena obligatoria, estábamos llegando a los 40 jugadores entrenándose.
Los chicos comenzaron a practicar rugby en su mayoría de grandes y hoy en día, tienen cada vez más incorporadas las reglas del juego y los conceptos del deporte. Hace un mes aproximadamente, cuando tuvimos una de las últimas prácticas, decidí regalarles el libro “No permanecer caído”, con la historia de Los Espartanos, el primer equipo de rugby carcelario. Mi intención con eso, fue que ellos lo lean y que vayan evaluando cuál puede llegar a ser un paso más respecto a lo que están haciendo.

-¿Cuáles son los objetivos a futuro?
-Actualmente, tenemos rugby una vez a la semana. E ir por más, puede llegar a ser tener dentro del Penal, un pabellón exclusivo de rugby, buscándole salidas laborales a los chicos y demás. Todo esto, es a futuro, sin dejar de lado la intención de, como les digo a ellos, sigan generando y accionando bien, para dar cuenta de que están en el deporte y consideran necesarios los valores de la disciplina.
A fin del año pasado nos habíamos propuesto generar algún partido con algún equipo del Desarrollo, aunque no se pudo dar por algunas cuestiones ajenas a nosotros dentro de la cárcel. Para ese evento, la Unión Entrerriana de Rugby nos había donado equipos de camisetas y shorts de años anteriores, que tenemos por el momento en guardadas para que se puedan llegar a usar oportunamente. Ojalá este año. Nos gustaría también disputar un partido. Esa es una deuda pendiente hasta el momento.
La verdad que el cambio en las actitudes de los jugadores se nota claramente. Pueden desarrollar la práctica del rugby, que es un deporte de alto impacto, sin ningún tipo de peleas ni confrontación.
Las dos horas con las que contamos cada jueves, nos sirven a todos como esparcimiento. Fundamentalmente a ellos, privados de su libertad, para salir del encierro por un momento y pensar nada más que en el juego. Por suerte eso se está dando y va creciendo.
Está claro que esto no sería posible sin el gran respaldo que nos ha dado el Servicio Penitenciario. El Director de la Unidad Penal está totalmente involucrado en el proyecto. Las profesionales en la faz educativa de la cárcel están muy metidas en el tema, facilitándonos todo lo necesario para que este proyecto siga siendo un éxito.

Ropa de rugby que no usas, indumentaria que podés donar

PITBULL RUGBY, EN LAS REDES SOCIALES

Para conocer más sobre las alternativas del equipo, con imágenes y videos desde adentro, Pitbull Rugby está con ese nombre en Facebook e Instagram.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Espíritu del rugby