Nicolás Avigliani, jugador de Echagüe: «Primero está el sacrificio, luego llega todo lo demás»

El rugby entrerriano está vestido por el empeño y la abnegación de cada uno de los integrantes de los clubes, con el afán de poder solventar las necesidades básicas para vivir fin de semana tras fin de semana, el orgullo y la pasión por los colores que los distinguen. Por seguir una filosofía que los hace felices y le retorna momentos indelebles.

Sin dimensionar la situación, se entregan con un solo propósito. Quedan vacíos como los árboles en otoño que se desnudan de sus hojas, sin embargo, satisfechos por expresar su naturaleza que tal vez no brilla, pero que permite apreciar la simpleza de un paisaje transparente, pintado con sudor y querencia.

En el rugby entrerriano existen protagonistas de esta índole, que entregan absolutamente todo y tratan de ayudar a crecer a diariamente a las personas que lo rodean y a la institución que lo vincula. Sí, de esta manera podemos relacionar a Nicolás Avigliani, que con un integro esfuerzo y sacrificio crece paso a paso en el Club Atlético Echagüe.

El back, es uno de los referentes del plantel superior de la entidad paranaense que compite en el certamen de Desarrollo de Entre Ríos, dialogó con Tercer Tiempo y narró su vínculo con la ovalada, una relación persistente que ampara su cotidianidad.

SENSACIONES

Comencé a ser parte del rugby desde grande, a los 20 años. Recuerdo que, cuando tenía 10 años, fui a entrenar algunos meses al Club Atlético Estudiantes y realicé una gira por Buenos Aires con las divisiones juveniles, pero sólo fue eso”, contó.

“Después, jugué al básquet, pero por diferentes circunstancias había dejado de practicar. Por lo tanto, tras estar parado aproximadamente por dos años y la insistencia constante de un amigo que quería llevarme, decidí ir a entrenar a Echagüe”, añadió el jugador refiriéndose a sus inicios.

Su vida empezó a alimentarse del rugby y se volvió en una pieza fundamental en sus hábitos: “Había subido mucho de peso en esos últimos dos años de inactividad. Cuando empecé a ir, me motivaron a entrenarme y bajé muchísimos kilos rápidamente. Fue un cambio muy positivo”.

“Sólo quería aprender completamente las reglas y tratar de desempeñarme de la mejor manera posible. Es un deporte que nunca se termina de comprender íntegramente y te exige que te enfoques a pleno. Hasta el momento sigo aprendiendo y me incentiva todos los días”, concretó.

En este sentido, el centro señaló qué hay dos personas que marcaron su rumbo y le inculcaron la filosofía en su vida: Miguel ‘Pachorra’ Miño y Miguel Celentano.

“Me acuerdo una anécdota que me marcó cuando arrancaba y me dio una manera diferente de ver las cosas desde ese momento. Todos los días lo pasaba a buscar a Miguel ‘Pachorra’ Miño para ir al club y una vez me dijo que todo lo negativo que influya en mi vida, lo combata con rugby” relató el back aludiendo a un hecho vivenciado con un incansable trabajador que tuvo el ámbito en Entre Ríos y uno de los fundadores del ex Albatros, Álamo RC, y actualmente, Echagüe.

“Miguel Celentano también fue artífice de que mi pasión por el rugby. Con él no se habla de otra cosa que no sea este deporte. Me prestaba la canoa para que remara. Me iba al río una hora y cuando volvía, me estaba esperando con mates, algo para comer y una charla extensa de rugby. Lo considero como mi abuelo del rugby, lo aprecio mucho”, señaló Avigliani en relación a uno de los emblemas entrerrianos en el mundo de la ovalada.

“El rugby me cambió totalmente. Tal es, que no pienso en otro deporte que no sea el esto y estoy continuamente con el club, ya sea junto al plantel superior o los juveniles”, manifestó.

“La institución es mi segunda casa. Si no estoy en mi hogar o en mi trabajo, me encuentro en las instalaciones de la entidad, así sea entrenando o ayudando desde el lado que me toque. Es importante en mi vida y voy a estar todo lo que pueda”, elucubró y declaró el paranaense sobre el Club Atlético Echagüe.

El jugador, de 30 años, se desempeña en el centro de la cancha, pero si la situación lo requiere, actúa como wing o fullback. Tras sus destacadas actuaciones en los distintos torneos provinciales, el staff técnico del Seleccionado de Desarrollo de la Unión Entrerriana de Rugby, puso la mirada en él y lo convocó para ser parte del plantel que disputó el Select 12, en 2018, y en el Hexagonal de Selecciones de Desarrollo, llevado a cabo el año pasado en Santa Fe. “Gracias a esto, además de la competencia, conocí grandes personas y destaco que, haber formado un vínculo con chicos de otros clubes, una de las cosas más lindas que me dejó”, expresó.

Por la situación sanitaria de público conocimiento, Nicolás solamente trabaja por la mañana en una droguería  de la ciudad. Además, contribuye con su granito de arena todos los días en una empresa inmobiliaria familiar llevada adelante por su padre.

Para concluir, Avigliani, se refirió a los objetivos trazados a largo plazo: “Quiero mantenerme bien físicamente para aportar un lo mejor en el equipo y volver a ser parte del seleccionado. Primero está el sacrificio, luego llega todo lo demás, las metas planteadas”.

 

Comentarios

Comentarios

Destacadas Entre Ríos