La ovalada entre las islas: ¡El rugby se instaló en Ibicuy!

Semanas atrás tuvo lugar un hecho trascendental en la historia del rugby de Entre Ríos. Se trató de la presentación de este deporte en el único departamento de la provincia al que todavía no había arribado: el departamento Islas.
La ovalada llegó a la localidad de Ibicuy, de la mano de Gonzalo Correa, fundador, presidente, entrenador y jugador de Yarungos, que es “su sueño hecho realidad”, según manifestó.

En diálogo con MIRADOR ENTRE RÍOS, este correntino, aunque entrerriano por adopción, dio cuenta de la iniciativa que actualmente cala hondo en el sur entrerriano. Correa nació en Itatí, aunque su mamá es entrerriana y desde chico se crio en La Paz. Motivos laborales lo llevaron a Ibicuy, donde está asentado desde 2008.

El pasado 20 de marzo, se desarrolló en el Polideportivo Municipal de Ibicuy un gran encuentro de rugby social, que inauguró formalmente la disciplina en la ciudad.

Por su parte el domingo 24 de abril Yarungos tuvo su presentación oficial en Federal, en el marco del tercer estamento del vigente Torneo Provincial Entrerriano que organiza la UER y ganó su primer partido.

– ¿Cómo nació el rugby en Ibicuy?
-Yo pertenecía a Prefectura Naval Argentina. Llegué a Ibicuy en 2008 y hasta el 2017 estuve prestando servicios en Buenos Aires, donde estuve también jugando en el Club de la Municipalidad de Vicente López (VILO).
Un día, en 2016, estaba con mi nena tomando mates en la plaza principal de Ibicuy y vi a unos chicos dando pases con una pelota de rugby. Lógicamente no me aguanté y me acerqué a preguntarles qué sabían del rugby, el deporte de mis amores. Me comentaron que básicamente no tenían idea y les propuse, entonces, enseñarles. Ellos aceptaron la iniciativa y ahí empezó todo. Fue en febrero de 2016. Recuerdo ese día con exactitud. Hasta ese momento no existía el rugby en Ibicuy ni hubo nadie que haya intentado llevar adelante un proyecto de estas características.
Coordiné mis horarios como para entrenar rugby los martes y jueves a la noche. Tras el pedido que le hice al Municipio, me cedieron la cancha del Polideportivo para poder practicar. No obstante, cuando llegamos a los 66 chicos de 11 a 16 años entrenando, solicité mayor respaldo por parte de la Municipalidad como para darle seriedad a la propuesta, pero me respondieron que no había presupuesto y tuve que cortar con la movida. Pero, en 2019, la nueva gestión gubernamental me facilitó bastantes cosas como para realizar otra vez la actividad y continuar la marcha de este sueño.

– ¿Por qué “Yarungos”? ¿Cómo adquirieron los primeros elementos para entrenar?
-Lo denominé Yarungos Rugby Ibicuy debido a la serpiente que predomina en la zona. Las primeras cuatro pelotas las compré por internet. Así empezamos. Después, hicimos un pedido más grande y la vicepresidenta de la cantera Cristamine nos regaló seis pelotas Flash y dos escudos de choque, que son los materiales con los que contamos actualmente.
Después, a través de Daniel Gallardo, la Unión Entrerriana de Rugby nos envió juegos de medias y pantalones como para que podamos tener para entrenar. Y seguimos, los martes y jueves a las 22, entrenando en el Polideportivo Municipal y ahora, se están sumando más chiquitos, con lo que voy a buscar organizar un plantel juvenil.

– ¿Qué repercusión tuvo la práctica del deporte en la ciudad? ¿Reciben apoyo estatal o privado para desarrollar la actividad?
-En la ciudad la iniciativa fue cobrando una repercusión paulatina. De menor a mayor, digamos. En Ibicuy predomina el fútbol y a cualquier otro deporte le cuesta mucho emprender a paso firme. Hay cerca de 20 equipos masculinos, 15 femeninos y casi 20 más de veteranos. El rugby en cambio es nuevo. Y después de un receso de casi cuatro años, volvimos el 3 de enero de 2020, pero en marzo tuvimos que cortar por las restricciones de la pandemia. Así que retomamos en junio del año pasado. Su incursión costó mucho, porque si la gente no lo ve, no sabe bien de qué se trata. Aunque en 2021, el rugby social de la provincia nos abrió las puertas y asistimos a tres eventos: en San Salvador, en Rosario del Tala y en Concordia.
Hoy día, Yarungos cuenta con un plantel superior de Seven y prevemos armar un conjunto de Menores. Mediante el subsecretario de Deportes, Juan Pablo Velázquez, nos están brindando mucho apoyo y están abriéndose a nuestra disciplina de la mejor manera.
Tuvimos también clínicas de entrenadores, médicos y capacitaciones, con lo que mostramos que nos manejamos con seriedad. Asimismo, hay empresas que nos apoyaron en la compra de nuestro primer juego de camisetas, que estrenamos en el primer evento rugbístico que hubo en 111 años de historia de la ciudad. Realmente ese día sentí que cumplí un sueño. Después, muchos sponsors locales también nos respaldan con los viajes y traslados.

– ¿Cómo los encuentra esta primera participación oficial que van a sostener en el Torneo Provincial?
-En vistas a lo que viene, creo que estamos muy bien. Claro que esto es un proceso. No pretendemos ganar un torneo de un año a otro. Nuestros jugadores están empezando de cero. El único que había jugado al rugby previamente era yo. Cada partido es una experiencia espectacular para nosotros y siento que vamos evolucionando siempre. Todo nos implica mucho trabajo y esfuerzo. Estamos con mucha esperanza para el futuro.

– ¿Cuáles son los proyectos u objetivos que tienen por delante?
-Como objetivo principal, queremos consolidar el club. Sería un gran anhelo contar con nuestra propia sede, nuestro espacio de tierra donde podamos plantar nuestros postes, nuestros árboles, tener un quincho para los terceros tiempos… Tener nuestra cancha, es un sueño. De a poco voy cumpliendo con el objetivo de fundar el club.
Lo importante es que ya estamos jugando. Ya trajimos el rugby a Ibicuy. Dimos ese puntapié. Ahora, nos resta afianzar nuestra institución, la primera de rugby en todo el departamento Islas.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Entre Ríos