José Luis Velázquez, técnico de Cultural: «inmediatamente el objetivo es plasmar un sistema de juego»

En una entrevista con Sintonía Deportiva, programa que se emite por FM Sol 107.9 de la ciudad de Crespo, «Chiquito» Velázquez dialogó sobre varios temas que rondan en torno al rugby provincial. Uno de los mismos, fue su nuevo desafío como técnico de la Asociación Deportiva y Cultural: «Hay cosas que mejorar o darle un poquito más de sustento técnico, y comprender el grupo» aseguro.

Por otro lado, dio su punto de vista acerca del presente que está viviendo el deporte en su rama femenina: «no le estamos dando la importancia que se merece en la parte dirigencial, faltan grupos humanos que se encarguen de ese tema» afirmó José.

ENTREVISTA
– ¿Como viste al grupo en estos primeros días de trabajo?
– El grupo es bastante importante para lo que es el torneo del interior de la provincia. Hay cosas que mejorar o darle un poquito más de sustento técnico, y comprender el grupo. Tenemos un jugador de casi 50 años, jugadores de 30 y pico, y también jóvenes; entonces es todo muy heterogéneo por lo que hay que nivelar eso a través de la parte física, la cual debe ser adecuada para todos, hay que estar física y mentalmente en sintonía y después aplicar todas las destrezas básicas que se necesita para jugar rugby hoy día. Estamos un poquito atrasado en lo que respecta a destreza y conceptos por lo que estamos tratando de volcar en estas cinco semanas.

– Imagino que es algo importante poder contar con Juan (Spehgt) en el staff ya que conoce bien el equipo..
– Lo de Juan es fundamental. Lo único que hay que tener en cuenta es que Juan estaba solo. No se puede entrenar un grupo de 25 chicos con una sola persona. En estos momentos somos cuatro y nos quedamos cortos, pienso que tuvo una carga bastante importante. Por eso creo que al deporte hay tomarlo de buena manera y para pasarla bien porque sino deja de ser deporte y pasa a ser una carga innecesaria. Tenemos que ir, divertirnos, pasarla bien, mejorar la salud. Ahora le estamos sacando un poco de presión, la cual la estoy cargando un poco yo y esa mi intención ya que viene de un par de años trabajando solo, no porque él quiera sino porque no hay gente disponible. En todos lados, el déficit que hay es el del personal dado que hay poca gente que se haya capacitado. Hoy, por suerte, tenemos un grupo importante de entrenadores y logramos algo que no se estila, que es el tema de los managers. Son fundamentales en toda la parte administrativa, la cual es mucha; deben responder a las comisiones directivas de los clubes, en nuestro caso a la Unión Entrerriana de Rugby; además, siempre hay alguna documentación que entregar. Esa gente ya está, y está trabajando muy bien.

– Calculo que trabajar con tu hijo debe ser algo especial también..
– Si, el es un poco más exigente que yo. Es gratificante, nosotros siempre, voy a hacer un paréntesis en la parte familiar, nos movimos a través del deporte; es una salida familiar, en donde andamos mi señora, él y yo; cuando jugó tenis y al rugby en el CAE hasta el año pasado. En casa también, hay charlas de rugby o de, justamente, la temporada, la cual estuvimos diagramando hoy para ver que vamos a hacer este año; el tema de los bloques, la cantidad de jugadores por puesto, etc.

– ¿Que le podes aportar al club por la experiencia adquirida en tu paso por Peñarol de Rosario del Tala?
– Aprendí muchísimo en el tiempo en el que estuve. Yo empecé en el 99′, cuando arrancó el furor en la provincia. Ahí cometimos un montón de errores, que justamente están para ayudar a crecer y aprender. Aprendí muchas cosas que  hoy no las haría ni tampoco dejaría que otros las cometan; como por ejemplo el tema de que poca gente maneje todo. Es innato querer tener el control de todo; cuando tenes fuerzas está todo bien pero cuando tenes que hacer cuatro actividades al mismo tiempo es imposible hacerlo. Eso es una de las cosas que trato de transmitir en el rugby del interior porque creo, personalmente, que no está creciendo por ese motivo, porque no estamos incorporando más gente al staff.

– ¿Ya se plantearon algún objetivo? 
– Inmediatamente el objetivo es plasmar un sistema de juego, que es lo que estamos trabajando. Que los muchachos entiendan que en el orden se ven rápidamente los resultados, no en el tanteador sino en la parte grupal.

– ¿Y en cuanto a los juveniles?
– Los juveniles están un poco dispersos todavía, creo que son 12 según conté el otro día. Falta una estructura que contenga a esos chicos. No podes llevar a un chico, darle una pelota y que entrene rugby sin que sepa lo que está haciendo. En la pretemporada hacían la parte física con la primera pero de manera más reducida. Cuando empezábamos la parte técnica poníamos un entrenador para que los controle. Por el momento es todo lo que se puede hacer, igualmente ahora el «ruso» Alba creo que se va a hacer cargo de los juveniles, y veremos quien más suma ahí.

– Estuviste mucho tiempo involucrado en el rugby femenino de la provincia, ¿cual es tu visión del mismo? 
– El rugby femenino es una disciplina que mucha gente no la entiende pero es una disciplina olímpica, y la estamos tomando muy a la ligera o no le estamos dando la importancia que se merece en lo que es la parte dirigencial, la parte de entrenadores, técnicos y toda esa gente con la que nos tenemos que mover con un poquito más de precisión. La disciplina está creciendo, está bien. Vuelvo a insistir, falta gente como entrenadores, managers, falta preparación, es decir, grupos humanos que manejen ese tema; a eso sumále la falta de competencia y la parte de los gastos. La parte económica para desarrollar el rugby femenino es un poco más costosa, el gasto que afrontan 30 personas en el rugby masculino de 15, ellas los afrontan entre 12, es una locura. No obstante, las chicas siguen trabajando por lo que he visto en Cultural y en Unión, lo están haciendo muy bien pero lo único que te hace crecer es la competencia. Ellas están trabajando bien, al igual que mi hijo les estoy dando una mano en la parte técnica, pero no podemos estar abocados. Mientras estuve abocado fue una experiencia muy linda, tiene sus características y su impronta.

– ¿Y a nivel más general como lo ves?, teniendo en cuenta la partida de Antonella Reding a Córdoba.
– Estuve con ella en el seleccionado, tuve la suerte de trabajar junto con Anto y con las otras chicas. Sin ninguna duda es una atleta, no hay discusión de eso, y sobretodo una muy buena persona. Si se tiene que ir creo que en Córdoba le quedarán algunos años para jugar ya que va a un lugar donde tienen una estructura un poco más grande. Con respecto a Entre Ríos veremos como se manejan; hay muchas chicas que juegan acá. Recuerdo que el gran problema que tuve como entrenador era traer a las chicas de Concepción del Uruguay, de Gualeguaychú teniendo en cuenta que estudian, trabajan, algunas son madres; es bastante complicado. En una de las concentraciones que tuvimos, uno de los nenes de una jugadora estaba con nosotros, pasó todo el Seven de la República con nosotros; son cosas que pasan y hay que mejorarlas.

Comentarios

Comentarios