Guido Ceballos, jugador de Espinillos, de Concordia: «Nada me transmitió las mismas sensaciones que el rugby»

El rugby entrerriano se teje con la pasión de las personas que semana a semana, luchan para que los colores que llevan en la sangre les brinden una alegría para matar alguna aflicción o agregarle un hilo más de prosperidad a su habitualidad.

Los simpatizantes del Club Los Espinillos claramente se sienten identificados con este mensaje, ya que reinaron el Desarrollo Provincial en las últimas dos temporadas. Con esfuerzo y dedicación, Guido Ceballos fue una pieza fundamental en las consagraciones de la Primera División del conjunto vestido de rojo.

El back, uno de los referentes de la entidad concordiense, dialogó con Tercer Tiempo y dio cuentas de su historia y su predilección por la ovalada.

INICIOS

“Empecé a entrenar hace 15 años. Mi hermano – Cristian – ya jugaba en ese momento. Él me dijo que me iba a llevar al club a conocer el rugby y amigos. Siempre le voy a agradecer por todas las cosas que viví”, rememoró el fullback, y agregó: “El tiempo que compartía con mis amigos, era único e incambiable. Íbamos en bicicleta un rato antes de cada partido, jugábamos entre nosotros y compartíamos muchas cosas. Desde el primer momento me atrapó increíblemente., fue una de las mejores etapas y es inolvidable. Incluso, todavía tengo todos los elementos que utilizaba para jugar. Son cosas que me marcaron”.

“Solamente me importaba pasarla bien con mis compañeros. Actualmente, cada uno continuó su vida de una manera diferente, pero teníamos una amistad muy apegada. Esperaba que lleguen todos los sábados para jugar al rugby y disfrutar con mis amigos. Siempre estábamos juntos porque éramos del mismo barrio, pero el fin de semana, era diferente e incomparable”, concretó.

EL CAMINO

En este sentido, el jugador de 24 años, contó cómo fue el recorrido en el ciclo formativo: “El periodo de juveniles me dejó muchísimo y me formó, tanto deportivamente como humanísticamente. Tengo recuerdos muy lindos cuando nos consagramos campeones del certamen provincial en 2012, asimismo, algunas giras que llevamos adelante con el plantel de mi categoría en distintos lugares del país. Compartir tiempo con personas de otros clubes, te dejan cosas muy positivas”.

LA ANSIADA PRESENTACIÓN

“Soñaba con debutar en Primera División y me lo guardaba para mí. Nunca dejamos de soñar cuando queremos las cosas de corazón. Mi estreno con el plantel superior fue especial, porque me calcé la camiseta de los mayores un año antes de realizar el salto obligatorio por la edad y porque lo hice frente al clásico rival, Salto Grande”, expresó Guido.


El entrerriano trabaja arduamente durante toda la semana. En los días hábiles, se desempeña en un depósito de gas, mientras que, en el fin de semana, se ocupa en una carnicería y asegura que “no tiene descanso”. A pesar de su acotado tiempo de tregua, expuso que en un tramo practicó boxeo, atletismo y rugby. “Siempre saqué provecho de cada momento pero, nada me transmitió las mismas sensaciones que el rugby”, indicó.

En tanto, el concordiense también corre esporádicamente arriba del karting. “Este año pensé hacerlo completamente. Corrimos nada más que la primera fecha y en la siguiente semana se decretó la cuarentena y quedamos parados. Ahora, en Concordia habilitaron pruebas, así que cuando me haga un espacio en mis días, voy a ir a probar y mover las muñecas”, dijo.


LOS COLORES DE SU VIDA

Por otro lado, el back manifestó sus sentimientos sobre la institución que lo vio nacer y lo acobijó en gran parte de su existencia: “Es mi segunda casa, porque es el sitio dónde puedo refugiarme. Todo aquello que acumulas durante la semana, tenés la posibilidad de descargarlo en el club. A Los Espinillos lo considero una parte crucial de mi cotidianidad”.

UNA TEMPORADA SOÑADA

“El 2019 fue el mejor año de mi carrera, tanto en la faceta deportiva, como en lo personal”, manifestó, haciendo alusión al Bicampeonato conquistado con Los Espinillos. En este marco, Ceballos se refirió a las convocatorias con el Seleccionado de la UER Desarrollo: “Sin desesperarme pero, después de buscarlo tanto tiempo, se me dio la oportunidad. Tengo que agradecerle al staff técnico de la última temporada porque me otorgaron la posibilidad y me dieron hermosos momentos. Ojalá se vuelva a repetir”.


LOS PILARES

“Estoy muy agradecido a mis padres y mis hermanos por todo el apoyo que me brindaron. Si no hubiese sido por ellos, no lograría ni siquiera la mitad de las cosas que obtuve hasta ahora”, señaló el 15 sobre su familia. En este contexto, añadió: “Una vez quise dejar de jugar al rugby. Mi novia me contuvo y me dijo que el deporte me sostenía y no podía tirar todo por la barranca. Sin lugar a dudas, siempre le voy a ofrecer gratitud por empujarme hacia adelante cuando lo necesito”.

FUTURO

El back sintetizó que intentará aprovechar cada minuto de su vida haciendo lo que más le gusta y al lado de su familia. En el ámbito deportivo, “anhela volver de la mejor manera e imitar la campaña hecha la temporada pasada”.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Entre Ríos