Encuentros virtuales que no cesan en Estudiantes

La tecnología en época de cuarentena puede ser una gran compañera. Sobre todo, para aquellos deportistas que más allá del aislamiento preventivo que llevado adelante para evitar la propagación del COVID-19, buscan continuar con sus rutinas de entrenamiento con la mayor normalidad posible.

En el Club Atlético Estudiantes, el prepador físico del Plantel Superior de Rugby, Alexis Foletto, dio cuenta de cómo desarrolla la continuidad y el seguimiento de la tareas del equipo, que se prepara en vistas a una nueva temporada del Torneo Regional del Litoral, certamen organizado por las Uniones de Rosario, Santa Fe y Entre Ríos.

DETALLES

“Tratamos de buscar la manera de seguir adelante en esta etapa difícil y complicada que a todos nos toca afrontar, pero debemos ser optimistas, buscar la continuidad de los entrenamientos básicamente teniendo a los jugadores activos, como para no perder lo logrado en este proceso de pretemporada que comenzamos en enero. Con esto intentamos seguir dándoles motivaciones a los jugadores”, explicó Foletto en declaraciones a EL DIARIO.

En cuanto a la implementación de la rutina, el PF sostuvo: “En el inicio de la cuarentena, les envié una rutina de cuatro sesiones distintas, cuyo propósito era que cada jugador vaya mejorándola con su rendimiento, aumentando volúmenes. Eso, fue pensado para dos semanas. Ahora, si esto continúa, planificaremos algo más extenso”. “Al averiguar qué era lo que los demás equipos estaban haciendo, nos pusimos en sintonía. Nos encontramos a través de una plataforma que se llama Zoom. Hay sesiones gratuitas de 40 minutos con un máximo de 60 personas interactuando en simultáneo”, contó y agregó: “Nosotros entramos y nos encontramos ahí todos. Jugadores, entrenadores y demás integrantes del staff. Es muy positivo para mantener el vínculo constante y estar todos en la misma sintonía”.

El método de trabajo que Foletto desarrolla, es similar al de una capacitación presencial, aunque claro, con un dispositivo electrónico de por medio. “Lo que hago es armar una presentación en Power Point y voy guiando a cada integrante del equipo a través de videos, fotos e imágenes. Ahí realizamos una etapa que consiste en la entrada en calor, una parte de estabilidad, otra de saltabilidad y otra aeróbica o de resistencia. La rutina fue diagramada así, como la intención a la vez de ir variándola para no fatigar una zona del cuerpo por cuestiones que no todos los chicos cuentan en sus casas con materiales de entrenamiento. Tratamos de trabajar con el peso del propio cuerpo”.

Respecto a cómo conlleva el equipo esta situación de aislamiento, Foletto concluyó: “Los jugadores están muy motivados. En la primera sesión fuimos unas 30 personas, en la segunda ya algo más de 40. Lo que sí, debemos afinar la optimización del tiempo. En primer término, los primeros cinco minutos se van de charla y después si, nos enfocamos de lleno en el entrenamiento. Trato de ponerme a disposición para las consultas y los detalles lo más que pueda. El único que tiene audio soy yo y algunos entrenadores. Los jugadores tienen el micrófono silenciado para poder concentrarse en la escucha y ver cómo desarrollar los ejercicios”.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Entre Ríos