El Súper Rugby Aotearoa pone primera este sábado

Highlanders recibirá en la madrugada del sábado a Chiefs en un encuentro por el Super Rugby Aotearoa, la versión neozelandesa del certamen que organiza la Sanzaar y que constituirá el primer partido profesional de rugby en medio de la pandemia de coronavirus.

El encuentro se jugará en el Forsyth Baar Stadium de la ciudad Dunedín este sábado desde las 4.15 de la Argentina (las 19.05 local), con televisación de ESPN Play.

La fecha se completará el domingo a las 0.35 (15.35) con Blues ante Hurricanes en el Eden Park de Auckland, quedando libre el actual campeón del Súper Rugby Crusaders, que venció en la final de 2019 a Jaguares de Argentina.

Por la pandemia el SR apenas completó siete fechas con las franquicias de Nueva Zelanda, Sudáfrica, Australia, Argentina y Japón, y se canceló de manera definitiva ante la imposibilidad de los viajes y las cuarentenas.

No obstante, las franquicias de Nueva Zelanda y Australia (se jugará el Vodafone Super Rugby desde el 3 de julio próximo) con la anuencia de sus asociaciones decidieron no perder el tiempo y jugar sus propios torneos locales.

Ante la actual situación por la pandemia, está casi descartada la posibilidad de que el Super Rugby, como se jugó hasta marzo pasado, sea viable en el futuro.

Jaguares, ya sin su entrenador Gonzalo Quesada que se fue a trabajar al Stade Francais de Francia y con la posibilidad para sus jugadores de emigrar, con la autorización de la UAR, tiene el futuro muy comprometido e incierto.

Las franquicias sudafricanas, que competían en la Conferencia Africana con Jaguares, seguramente a fin de julio y agosto iniciarán su certamen doméstico, sin la presencia del equipo argentino que, al menos en este 2020, queda a la deriva.

Con respecto al Super Rugby Aotearoa se jugará todos contra todos con cotejos de local y visitante, culminando el 16 de agosto con dos particularidades, en caso de empate se jugará el «Punto de oro» y los expulsados pueden reemplazarse.

En caso de terminar empatado el partido a los 80 minutos, se jugarán 10 minutos más y el que marque tantos primero ganará. Si a los 10 minutos no se registró un cambio en el marcador se determinará el encuentro empatado.

En cuanto a los expulsados, el jugador que recibe la tarjeta roja no puede volver a jugar, pero sí puede ser reemplazado a los 20 minutos por otro jugador.

El campeonato debía jugarse sin espectadores, pero el gobierno neozelandés anunció el levantamiento de las restricciones en el país gracias a los avances registrados en la lucha contra la epidemia.

Con una población de 5 millones de personas, Nueva Zelanda registró 1.154 casos de Covid-19 y 22 muertes en total.

Este sábado, Highlanders, con la dirección técnica de Aaron Mauger y figuras del nivel de Aaron Smith, Josh Ioane, Nehe Milner-Skudder y Shannon Frizell, enfrentará a Chiefs, con Warren Gatland (dirigió a Gales en los pasados tres mundiales) y jugadores como Damiam McKenzie, Aaron Cruden, Anton Lienert-Brown y Sam Cane, quien no será de la partida por una lesión en la espalda.

Comentarios

Comentarios

Internacionales