El símbolo de la UER: “Pasamos del surubí a una flor… ¡La Estrella Federal!”

La reciente foto publicada en las redes por Tercer Tiempo del seleccionado de seven de la UER de 1981, disparó, sin querer, ahondar en el origen del actual logo – Estrella Federal – que por obra de las casualidades se encontró años después el boceto que había plasmado Alejandro «Pato» Méndez, a pedido de Enrique Fontanetto. “Fue resistido, pasar de un surubí a una flor rotundo cambio, no prosperó, pero por suerte lo guardaron y rescataron tiempo después, sobre todo por el significado que conservaba aquel papel vegetal y rotring”.

Surcaban años difíciles, pero que comenzaban augurar y amalgamar transformaciones profundas y tajantes, el regreso de la democracia en 1983. El interín ya había desprendido – 1979 – a los cuatro clubes de la capital provincial – Estudiantes, Tilcara, Rowing y La Salle – que desde hacía años competían bajó la órbita de la Unión Santafesina de Rugby.

La nueva Unión Entrerriana de Rugby tenía sus primeras competencias internas – primera y juveniles –, pero había que participar en las interprovinciales y nacionales y se tenía que distinguir la indumentaria del seleccionado. El predominio distintivo eran los animales, también apremió el tiempo, tal es así que pecheó el “surubí” y se esgrimía bien distinta a la especie de su par santafesian, el pato «sirirí».

Comenzó recordando Pato, “Enrique Fontaneto, de Estudiantes, amigo del rugby y compañero de trabajo, que por aquellos entonces era colaborador de la UER – Gestión de Pablo Barrandeguy – CAE -, me pide, como sabía que dibujaba y había hecho logos, hacer una insignia nueva, porque el surubí, había perdido forma y parecía más un bagre en algunos estampados, además no reflejaba lo pretendido por aquella dirigencia, hacete algo más enérgico, con más actitud”.

Prosiguió el ex Lasallano y Amarillo  – Capibá -, “acepté el desafío, le pedí a mi viejo – Julio César Méndez, artista plástico – conceptos básicos de un logotipo y me largué a tirar bocetos. Siguiendo la tendencia de los peces, volqué uno más agresivo, el «dorado» que prendió entre aquellos dirigentes y se uso un tiempo, fue la que utilizada en subcampeonato de 1986 que se perdió contra Buenos Aires, con Hugo Porta». Siguió hilvanando «no perduró, porque se percató que la URNE ya tenía el mismo pez como su logo”.

Vuelta a otra alternativa, pero que el encomendado ya había dibujado,  la que impulsó una transformación categórica, repasó Méndez  “descarté los peces del majestuoso río Paraná y me tracé en la Estrella Federal por sus fuertes colores rojo y verde y fundamentalmente porque el rojo es insignia del federalismo, qué mejor que unir todo ello”.

Esbozada la pieza, la expuso Enrique y defendió los argumentos que la ponían en valor ante sus pares en la Unión que residía en calle 25 de junio al final, la casa propia que lamentablemente se tuvo que vender. «No prendió lo que se había germinado, no era varonil una flor en el pecho para el entonces», explicó el motivo de alguna manera Pato.

No quedó allí la cosa, entonado Alejandro reforzó con su compañero de labores el por qué Inglaterra tenía una “rosa”, Irlanda un “trébol” o Escocia un “cardo”, no era loco el cambio, tenía lógica pura, pero de igual manera quedó en el tintero, siguió el tigre del Paraná, “el dorado”, la flor federal se remitió a temario de tercer tiempo y y ámbitos de charla de la ovalada.

Trajo a la memoria Méndez, «pasado unos años, vuelto a la UER, de la mano de Eduardo Gata Tenca – ex titular de la Unión –  le pregunto, ¿y esto?, no sé, lo encontramos en unos cajones, estaba en papel vegetal, nos gustó y se lo di a una chica para que los transcribiera, respondió Gata”. “Sabes que ese logo lo hice yo, no entendía nada Eduardo, cuestión que agregué, por las dudas y tras reírnos, che no te preocupes que no voy a cobrar nada por los derechos de autor, solo que estoy muy contento y agradecido de que el proyecto haya quedado guardado, bien conservado y lo hayan elegido e impuesto”.

Cerrando su narración, siguió escarbando en ese pasado Pato, “los símbolos identificatorios de las instituciones y similares se encasillaban en blanco y negro, escala de grises, colores serios, a lo sumo colores pasteles, simples, tristes, lejísimos estaba algún color fuerte, o remotamente pensar en un rosa como hoy embandera por ejemplo al Star Francés, un atentado significaba por aquellos tiempos”.

ACTUALIDAD

En diciembre de 2018, bajo la Gestión José Carlos Cuestas y conmemorando el 40° Aniversario, además de haber logrado, en un enorme esfuerzo con el gran aporte de la UAR, volver a tener la casa propia en Artígas 437, previo al XXXV Seven de la República, como uno de los actos centrales, se plantó una Estrella Federal en la puerta de la novel instalación entrerriana. El significativo momento contó con la presencia del entonces Presidente de la UAR, la mayorías de pares provinciales y también los ex titulares de la UER.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Entre Ríos Historia