El Plumazo se prepara

El 30º Seven de la República ya se palpita en la capital entrerriana y en ese marco, en El Plumazo comenzaron a ultimar detalles para su acondicionamiento. Luminarias, tribunas y más, se instalarán en el anexo del CAE en vistas a la trascendental cita del rugby nacional. Gabriel Baldi

A tan solo dos días de la 30° Edición del Seven de la República, la Unión Entrerriana de Rugby (UER) trabaja a destajo con el fin de dejar en las mejores condiciones el anexo deportivo El Plumazo, del Club Atlético Estudiantes. En este sentido, empezó la recta final en la readecuación de las instalaciones Albinegras pensando en la optimización del predio, que tendrá tres canchas a disposición desde el viernes, previstas oportunamente para los 24 seleccionados provinciales de varones y los cinco representativos nacionales femeninos que animarán la trigésima edición de la competencia que organiza anualmente al cierre de su calendario la Unión Argentina de Rugby (UAR).  

Buscando mejoras

El Plumazo, sede habitual del Seven de la República, tendrá esta temporada a alrededor de 350 deportistas que protagonizarán un cónclave de 74 partidos, con una vasta serie de actividades que se ligarán al mismo, de igual manera que en cada año. 

Pese a la resistencia manifestada principalmente por los medios de prensa en cuanto al cambio de formato que estrenará en este 2013 el torneo, a disputarse viernes y sábado en lugar de sábado y domingo, se especula aún y se torna una incógnita, la cantidad de espectadores que puedan asistir al campeonato principalmente durante su jornada inicial. 

No obstante, desde la UER se prevé el torneo con las mejores expectativas y en pos de ello, se está trabajando fuertemente durante esta semana en la difusión a través de la vía pública. Es lo que queda, dada la falta de comunicación institucional habitual que tiene la entidad. 

Esta temporada, el predio del CAE pretende lucir de mejor modo aún que en otras ediciones. 

Teniendo en cuenta que será un evento nocturno que terminará en horario nocturno, están instalándose nuevas lámparas luminarias en el perímetro del campo, en las torres existentes. En total, serán seis bombas de 1.000 vatios, algo indispensable para la televisación del torneo. 

Por su parte, la organización dispuso de tres tribunas tubulares en diferentes sectores. Una, de casi 50 metros de largo, estará detrás de uno de los dos ingoals. Otra, de aproximadamente 40 metros de extensión, se ubicará al pie de la escalera de entrada, que desciende desde las piscinas. Y, la última, se implantará del lado de la arboleda, casi pegada a la carpa VIP, ideada para dirigentes e invitados especiales. 

Además, como es característico, se montará un palco para los periodistas que llegarán desde distintos puntos del país; un palco para la mesa de control y una carpa para los referees. En tanto, en una de las esquinas, precisamente en la aledaña a los courts de tenis, estará situado el escenario, previsto para los shows que brindarán al concluir el torneo, el sábado por la noche, las bandas locales Doce monos y Combo Mutante. 

No dejar detalles librados al azar será la consigna de la dirigencia provincial. Sin embargo, con el cambio de autoridades que se darán desde el año próximo en la UAR, las especulaciones con mover de sede el Seven de la República comenzaron a sonar fuerte, aunque claro, en el presente no es tiempo de pensar en ello sino más bien, en disfrutar de la fiesta que está próxima a empezar.

Notas relacionadas:

1) La presentación fue oficial

2) Árbitros designados para el 30º Seven de la República

Foto: GB

Comentarios

Comentarios

Seven de la República

Leave a Reply