El estudio y la tecnología, en pos de la evolución en Entre Ríos

El rugby evoluciona. El deporte en sí avanza y en la misma sintonía y por la misma senda aparece la tecnología aplicada junto a los profesionales que apuntan a través de distintas herramientas, a mejorar el rendimiento de los jugadores.

En este caso, el profesor Franco Cáceres trabaja en un proyecto que nació a raíz de una investigación para su tesis en la Licenciatura en Educación Física con orientación en Ciencias del Ejercicio, que lleva a cabo en la Universidad de Concepción del Uruguay con sede en Rosario.

En declaraciones a MIRADOR PROVINCIAL, el paranaense contó en qué basa esta tarea y cuáles son los objetivos de la misma.

“Estamos desarrollando una tarea que consistió en primer término, en seleccionar a 30 jugadores del Club Tilcara con la condición de que todos sean backs. La intención fue que sea un grupo lo más homogéneo posible. Es decir, que tengan todos condiciones físicas parecidas, dado que sería muy diferente la preparación de un primera línea a la de un fullback, por cita un caso”, ejemplificó.

“El trabajo tiene una duración de ocho semanas de entrenamiento. Los chicos fueron evaluados en velocidad, salto y fuerza. A lo largo de todo este período se realiza entrenamientos de gimnasio en el que los 30 jugadores, divididos en tres grupos, llevan adelante un protocolo de tareas distinto”, manifestó y agregó: “Un grupo entrena exclusivamente con ejercicios derivados del levantamiento olímpico. Otro, lo hace con pliometría. Y, el último, entrena con una combinación de lo que hacen los dos primeros. Es decir, un mix del levantamiento olímpico y del entrenamiento de saltos”.

METAS

“En estas semanas de entrenamiento, buscamos que todos los grupos mejoren lo que es el salto y la velocidad de aceleración que es trascendental en un deporte como el rugby. Lo que buscamos es desarrollar la fuerza explosiva de cada jugador y la fuerza reactiva para que, como consecuencia, puedan alcanzar un nivel óptimo en todos estos aspectos estudiados”, comentó.

“Cuando este proceso termine, a mediados de marzo, los volveremos a evaluar a todos para cotejar aquellos resultados que obtuvimos en la primera medición con los finales”, dijo.

El estudio que lleva adelante Franco Cáceres, actual coordinador de preparadores físicos de Tilcara, busca comparar los resultados de cada grupo y cada protocolo de trabajo. “La importancia de este desarrollo, es clave para el club no solo para tener 30 jugadores que fueron entrenados con un seguimiento muy detallado sino que también, prevé dejar una evidencia en la institución de cuál es el camino a seguir en cuestiones relacionadas a la preparación física”, sostuvo. “Con esto buscamos demostrar la importancia de los ejercicios derivados del levantamiento olímpico en un deporte como el nuestro; demostrar la trascendencia de trabajar la pliometría; la jerarquía de un trabajo monitorizado, detallado y bien individualizado”, añadió.

-¿Hay otros casos que conozcas de estudios académicos relacionados al rugby?
-Sí, hay varios. Sobre todo a nivel internacional. No encontré tanto a escala nacional, aunque lógicamente debe haber. En cuanto a otros estudios de características similares, en el plano local, el profesor Alexis Foletto (actual PF del CAE) realizó una observación parecida, hace algunos años.

-¿Cómo sentís que toman esta experiencia profesional, jugadores jóvenes de un ámbito amateur como el nuestro?
-En este grupo como en cualquier otro, hay de todo. Algunos se toman por suerte el deporte con mucha seriedad. Eso se percibe mucho, al menos en lo que observo en Tilcara. Tanto el entrenamiento, como los cuidados y la alimentación, se lo toman casi como un nivel de elite. Después, también están los casos de chicos que tienen otros propósitos en el deporte y que no se encuentran tan involucrados, pese a que siempre intentamos inculcarle esa seriedad.
Respecto a algunos años atrás, se observa en Tilcara un gran cambio en cuanto a los juveniles. Un cambio de mentalidad enorme. Hay algunos que se toman el entrenamiento y la vida de jugador como si fueran profesionales.

¿Cuáles son las conclusiones que vas sacando de este trabajo?
– Cuando llegue el momento, las evaluaciones definitivas me permitirán sacar las conclusiones específicas. Sin embargo, parcialmente puedo ver que muchos chicos mejoraron a gran escala los niveles de ejecución técnica en los ejercicios del gimnasio. Por ejemplo, en el levantamiento olímpico, el arranque, la cargada y segundo tiempo, se vio una clara mejoría. Lo mismo sucede con los saltos y su técnica. Lo interesante, en síntesis, es ver cómo evolucionan fundamentalmente los chicos que por ahí no llegaban con tanta experiencia. En pocas semanas, los jugadores demostraron mejoría en su técnica. Por ende, pueden mejorar los kilos que levantan y en ese sentido, podrá mejorar los niveles de fuerza, algo que se trasladará posteriormente a su rendimiento deportivo.

-¿A futuro, tenés otros proyectos de estas características?
– Por el momento no, porque estoy muy concentrado en este proceso que estoy desarrollando. Es un muy lindo proyecto de estudio y adquisición de conocimiento. Conlleva una inversión muy grande de tiempo y desde lo económico. No obstante, sueño a futuro con un proyecto de un centro de evaluación de deportistas e investigación, en conjunto con otros profesionales, ya que es algo que demanda mucho trabajo colaborativo.
Sería muy lindo llevar a cabo un proyecto de esa magnitud porque entiendo que la provincia no tiene ningún centro de investigación relacionado a lo que es el deporte y el ejercicio.

LOS EVALUADOS

Los jugadores que están siendo parte del estudio específico por parte de Cáceres, van desde los 16 a los 20 años y son backs representantes del Club Tilcara.

De la partida, son: Felipe Grilli, Justo Seghezzo, Estanislao Arrías, Juan Ignacio Raffo, Francisco Miraglio, Valentín Di Liscia, Giuliano Piaggio, Estanislao Acharta, Juan Pablo Villarroel, Renzo Elías, Fidel Seghezzo, Santino Dapit, Luca Erbetta, Joaquín Sosa, Sebastián Waltz, Germán Squilacci, Augusto Castiglioni, Fausto Estamatti, Justo Ibaquez, Marco Bruzzoni, Adriano Bruzzoni, Máximo Dulcich, Tomás Cornejo, Francisco Kauffman, Martiniano Cian, Juan Martín Rodríguez, Santino Natella, Nicolás Quindt, Leonidas Maldonado, Juan Pablo Idóquiles y Diego Vittori.

Los protagonistas desarrollan tres estímulos semanales de aproximadamente una hora de duración. Los lugares de entrenamientos son el predio Ramón Brandolín del Club Tilcara y el club privado Amalia Ruiz.

Cabe destacar que Franco Cáceres se graduó en 2011 en el Instituto Superior de Educación Física Nº 27 «Prof. César S. Vásquez» de Santa Fe. A lo largo de su carrera, desarrolló experiencias en el ámbito escolar por un lado y en diferentes gimnasios y con distintas disciplinas deportivas en diversos clubes por otro: rugby, handball y básquet, principalmente.

Asimismo, ejerció la docencia universitaria en la cátedra de Didáctica del Entrenamiento en el Instituto de Educación Superior de Paraná.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Entre Ríos