Acciones que marcan la diferencia y la esencia del rugby

Cuando suceden hechos que incluso poco tienen ver con una disciplina deportiva en sí, la sociedad y a veces el amarillismo mediático se encargan de señalarlos con el dedo acusatorio.

Ahora bien, cuando en el deporte pasan cosas que merecen ser dignas de imitar desde un plano social, es valioso resaltarlas.

Este fin de semana, dos clubes de referencia en Entre Ríos, los juveniles Máximo Cañas y Justo Seghezzo, del Club Atlético Estudiantes y el Club Tilcara, respectivamente, dejaron una gran enseñanza con la sinceridad de dos jugadas de try que afirmaron no debían ser cobradas.

DOS EJEMPLOS

Los trascendentes episodios se dieron el sábado en la sede de Sauce Montrull del Club Tilcara, donde tuvieron lugar partidos amistosos que marcaron el retorno del rugby a la capital entrerriana luego de casi tres meses.

Los propios referees de cada encuentro, Luciano Gallino, quien impartió justicia en Menores de 17 años y Javier Legarreta, quien arbitró a los M19, reconocieron los hechos y en el caso de este último, lo manifestó a través de una misiva.

“Sr. Presidente de la Subcomisión de Rugby del Club Tilcara, Sebastián Arrías: por medio de la presente, quien suscribe, desea describirle una situación de nuestro deporte. En el día de ayer me tocó arbitrar el partido de División M19 entre Tilcara y CAE en El Quincho de la Ruta 18. En los últimos minutos del encuentro, el jugador Justo Seghezzo apoyó un try en el cual, la jugada previa había sido dudosa por un knock-on de su persona, el cual me costó ver porque tenía la visión tapada. Luego de apoyar, le consulto al jugador si había cometido la infracción, a lo cual me responde que si, y volvimos atrás con el juego anulando el try. Al joven Seghezzo no le importó el mérito personal ni el rival y actuó con total honestidad. Estas son la actitudes que enaltecen nuestro deporte y la Institución. Vaya mi reconocimiento y felicitaciones para Justo y para sus formadores. Breguemos por muchos jugadores así”, señaló Legarreta en un comunicado al que accedió Tercer Tiempo.

Por su parte, el propio Máximo Cañas le confió a este medio cómo fue la situación en su partido, que le valió el reconocimiento de otro muy buen referee paranaense como Gallino.

“Teníamos la pelota nosotros, pegado al ingoal de Tilcara y me dieron un pase cercano a un ruck. Cuando quiero entrar al ingoal, entre la montonera que se armó, al querer apoyar se me cayó la pelota para adelante y justo el árbitro quedó atrás mío. Había mucha gente en la situación, el referee no vio bien lo que pasó y cobró el try. Así que me di vuelta y le dije que no había conseguido apoyar porque la pelota se me cayó previamente”, resumió el back.

QUIÉNES

El tercera línea Justo Seghezzo, hijo de Gonzalo, ex jugador y actual dirigente del Club Tilcara, pertenece a la categoría 2002. Jugó al rugby desde chico hasta los 12, ya que después se fue al básquet del Atlético Echagüe Club, donde se desempeñó incluso en la Liga Argentina y alcanzó los seleccionados de la ciudad y la provincia. Actualmente estudia Nutrición y es un verdadero fanático del deporte.

En tanto Máximo Cañas, categoría 2004, viene de una familia materna muy arraigada al deporte de la ovalada en la ciudad y la región: los Uranga. De apertura o centro, practica rugby desde los 4 años a raíz de sus tíos, primos y abuelo y tiene serias expectativas en el deporte así como en el estudio, transitando el colegio en la Escuela del CAE.

(Fotos: Luji Acharta / Magui Tudor)

Comentarios

Comentarios