Un entrenamiento al factor psicológico

Fotos: Gero Uranga

Se trató de un desafío absolutamente diferente al acostumbrado. De lado quedaron la ovalada, los botines y la tranquilidad de saber qué es lo que puede estar por pasar. Fue una práctica absolutamente desconocida para un plantel que combinó jugadores mayores con algunos Menores de 19 años e hizo un total de 75 protagonistas.

La experiencia que llevó a cabo el Plantel Superior del Club Atlético Estudiantes durante el primer fin de semana de febrero se asemejó a aquella que tuvieron Los Pumas en la previa a la Copa Mundial de Australia en 2003, en la Base Naval Puerto Belgrano. De hecho, dos de los instructores que se encontraron días a atrás al frente de la actividad, habían estado en aquella oportunidad guiando la preparación del seleccionado argentino.

CUMPLIERON CON CRECES

El CAE trabaja con objetivos renovados en vistas al 20º Torneo Regional del Litoral, que dará comienzo el 9 de marzo.

La propuesta, tenía como principales metas unir al grupo, hacer foco en la disciplina, el compañerismo, reforzar la parte psicológica individual y grupal ante una situación de estrés, así como marcar líderes del grupo.

“El trabajo estuvo a cargo de integrantes que formaron el nuevo grupo GEO de la  Armada, todos con el título de Comando. La actividad fue extrema, sumamente exigente para todo el plantel, pero sin lugar a dudas el balance fue muy positivo”, indicó el entrenador del equipo Emanuel Uranga en declaraciones a EL DIARIO.

“La idea de realizar esta experiencia llegó a través de un integrante de este grupo GEO, que era compañero de la secundaria de Joaquín Barrandeguy, integrante de nuestro staff técnico. La actividad fue guiada por un total de siete instructores más un jefe y comenzamos el sábado a primera hora”, contó Uranga. “Nos reunimos el sábado a las 5.30 en El Plumazo. Allí arrancó todo. Este grupo nos había dado un listado de cosas para que los jugadores llevaran. Una vez en el predio, llegaron, les abrieron las mochilas a los jugadores, le sacaron los celulares y todo lo innecesario”, dijo el DT.

Uranga expresó que en El Plumazo, el plantel fue dividido en cinco “patrullas” u hubo en esa primera actividad, cuatro estaciones. “Les enseñaban a hacer nudos, trabajar en la potabilización del agua, cartografía y sobre una reseña histórica de la Armada Argentina con hincapié en lo que fue la guerra de las Islas Malvinas”, dijo y añadió: “Todo eso terminó al mediodía y desde ahí partimos hacia la zona de la balsa, en Villa Urquiza, donde empezó lo más fuerte”.

Según dijo el ex back del CAE, La Tablada y Los Pumas 7’s, durante la jornada hubo diversas situaciones en jaque. Premios-castigos, cruce a nado del río, armado de refugios, etc.

Alrededor de las 19, hubo una hora de intensa charla de parte del staff técnico del CAE hacía sus dirigidos y luego, nuevamente se dio la vuelta al ruedo. A las 22, extenuado, el plantel se fue a sus carpas a dormir y tan solo 60 minutos después, todos fueron despertados para continuar con la actividad.

“La idea era ver las reacciones. Los chicos estaban realmente extenuados pero seguían adelante”, deslizó Uranga.

En tanto el domingo, desde las 5.30 prosiguió la iniciativa. En este caso, se dio un trabajo con troncos al hombro. El cruce de la laguna. Hubo carrera entre las patrullas. Poner en práctica lo aprendido en El Plumazo el sábado a la mañana con los nudos, la cartografía y demás.

“Cada jugador tenía un casco con un número. Por lo que quienes estaban a cargo de la supervivencia tomaron notas que luego nos las enviarán. En ese caso serán notificadas las reacciones de cada jugador y los aspectos positivos y negativos del desenvolvimiento de cada uno”, concluyó.

LOS AMISTOSOS QUE SE VIENEN

Con sendas actividades en El Plumazo, el sábado 16 de este mes Estudiantes prevé jugar ante Capibá y Tilcara. Mientras que una semana después, el equipo recibirá en un triangular a Alma Juniors de Esperanza y Aranduroga de Corrientes.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Entre Ríos