Notable triunfo de Jaguares en Canberra

Luego de haber logrado un buen triunfo ante Rebels, la semana pasada, Jaguares confirmó sus buenas sensaciones. La victoria 25 a 20 sobre Brumbies dejó algo más que un resultado positivo en Canberra, de donde la franquicia argentina se volvió con varios puntos altos: la convicción colectiva, algunas actuaciones individuales destacadas y el cuarto triunfo en esta edicion del Super Rugby.

Fue prometedor el comienzo de los Jaguares, con empuje y buenas combinaciones de pases. Tardó 4 minutos en ponerse en ventaja: robó la pelota en un line en la zona izquierda del ataque y profundizó por el centro, por donde llegó con lo justo Matías Orlando para el try.

Nicolás Sánchez hizo el resto.​ Primero, una conversión suya estableció el 7-0 parcial. Ocho minutos más tarde, un penal estiró la diferencia. Y, a los 16 minutos de juego, volvió a aprovechar una penalización para un 13-0 arrollador.

Cuando el reloj marcaba la media hora comenzó la reacción de Brumbies. El equipo de Mario Ledesma aguantó como pudo, demasiado cerca de su ingoal. Sin embargo, Thomas Banks abrió la cancha y encontró una zona libre para el try del descuento. Como Wharenui Hawera falló la conversión, el resultado quedó 13-5.

Ya asomaba el camino al vestuario para descansar. Hawera afinó su puntería y metió un pase con su pie a las espaldas de los jugadores argentinos, justo para que el fullback australiano entrara a pura potencia y volviera a zambullirse para el try. El apertura local no pudo repetir el acierto para la conversión. Y la primera etapa, que tan bien había comenzado para Jaguares, culminó 13-10.

Pareció que Brumbies atropellaba a su rival en el inicio de la segunda etapa. Pero hubo reacción y mucho aguante. En especial, después de la amarilla que recibió Emiliano Boffelli a los 7 minutos. Mantuvo la diferencia y, cuando pudo, logró extenderla: a los 18, Jerónimo de la Fuente llegó al fondo rival y la diestra de Nicolás Sánchez redondeó el 20-10.

¿Tranquilidad? No, el partido tenía otros planes. A falta de un cuarto de hora, Hawera consiguió su try y, acto seguido, su primera conversión en Canberra. Todo para poner el ajustado 20-17.

Otra vez, contra la presión de los jugadores locales y contra el favoritismo del público, los Jaguares dieron la cara. Con casi todo en contra, Boffelli se redimió de su error, que le había costado tanto sufrimiento al equipo, y apoyó para cinco puntos clave tras una linda sucesión de pases. Como Nico Sánchez falló su patada, el marcador mostró un 25-17, aunque resultó suficiente para tomar un poco de aire y llevarse la victoria, sostiene Clarín.

Los argentinos confirmaron la garra y la convicción ya exhibidas en la victoria ante Rebels. También se destacó Boffelli, que llegó a las ocho conquistas, y Nico Sánchez, que trepó a 312 puntos en el Super Rugby (142 en 2016, 89 en 2017 y 81 en esta edición).

Con este resultado, los de Ledesma llevaron a 4 su cuenta de triunfos en esta edición del torneo y dejó el último puesto en la Zona Sudafricana. Con 16 unidades, superó a Stormers (14), que perdió ante Sharks.

Además, la franquicia argentina niveló el breve historial con Brumbies, que se había impuesto dio el 27 de mayo de 2017 por 39 a 15, en el estadio de Vélez.

El próximo compromiso de Jaguares será el sábado 28 a las 4.35 en Eden Park, Auckland,, frente a Blues, que marcha último en el grupo neozelandés.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Jaguares