Mano a Mano con el presidente de la UAR, Marcelo Rodríguez

En ocasión del Seven de la República, próximo a disputarse en las instalaciones del anexo El Plumazo del Club Atlético Estudiantes y del campo de deportes La Tortuguita, del Paraná Rowing Club, el titular de la Unión Argentina de Rugby (UAR), Marcelo Rodríguez, visitó Paraná.

En el marco del lanzamiento del clásico certamen, que se presentará con características disímiles respecto a otras temporadas, el dirigente sanjuanino dialogó con Mirador Entre Ríos y analizó este valioso acontecimiento para el deporte provincial. Del mismo modo expuso su parecer sobre el año que se va y expresó sus ideas respecto al 2020 entrante.

-¿Qué valoración hace sobre este nuevo Seven de la República que está por realizarse?
-En primer lugar, debo decir que la Unión Entrerriana de Rugby (UER) aceptó un desafío más que importante, como desdoblar el Seven de la República. Cada año la UER recibía el torneo e intensificaba esfuerzos para recibir al país de la mejor manera y ahora, le dijo sí a la propuesta de tener dos fines de semana más que agitados, por lo que habrá que duplicar el entusiasmo y la garra para ser anfitriones de este evento que tendrá a las damas jugando a fines de este mes y a los caballeros, con acción durante el 7 y 8 de diciembre. No dudo saldrá todo muy bien, como ocurre siempre.
Todo esto se hace en pos de mejorar los espacios que uno tiene para la competencia. En este caso, se trata del rugby femenino, que se venía desarrollando en simultáneo con el campeonato masculino pero ya no daban ni los tiempos ni los espacios para hacerlo como correspondía. Es por eso que planteamos una fecha diferente y decidimos dividirlo.

-El torneo está sumamente arraigado a Entre Ríos. Sin embargo, año a año circulan rumores respecto a su traslado a otra ciudad. ¿Qué sensaciones le deja eso?
-Paraná es la capital nacional del Seven y el Seven de la República es una tradición para todo el país. Mientras la Unión Entrerriana de Rugby mantenga este nivel de compromiso y organización, estoy seguro que el torneo seguirá disputándose en Paraná. De eso dependerá, ni más ni menos. Pero hasta ahora el nivel de trabajo mostrado por los dirigentes entrerrianos ha sido muy elevado y de hecho, están mejorando año a año los estándares de calidad que exigimos, de modo tal que van asegurándose, con ese trabajo y esfuerzo, que el Seven de la República no se mueva de Entre Ríos.

-Tras el Seven de la República Masculino, la UAR cerrará su calendario oficial. ¿Qué balance hace de esta temporada que concluye?
-La verdad es que ha sido un año realmente intenso. Todavía como dirigentes tenemos por delante la tarea de hacer el balance general de cómo fue este 2019 desde lo deportivo e institucional para la Unión Argentina de Rugby. En líneas generales, este año fue muy bueno, aunque también nos dejó cosas por corregir, ya que hubo aspectos en los que no nos fue tan bien.
Dejando de lado la Copa del Mundo desarrollada en Japón, donde no tuvimos un desempeño acorde a las expectativas que preveíamos ni a la preparación que habíamos realizado, el resto resultó muy positivo.
Llegamos a la final del Súper Rugby con Jaguares y perdimos contra el mejor equipo del planeta; nuestro plantel del Desarrollo, es decir Argentina XV, salió campeón del Americas Rugby Championship; Jaguares XV ganó de manera invicta la segunda división de la Currie Cup en Sudáfrica; fuimos anfitriones del Mundial Juvenil y Los Pumitas terminaron cuartos; el Seven masculino consiguió el Oro en los Panamericanos y clasificó a los Juegos Olímpicos, entre otros ítems, además de continuar con un calendario de clubes muy ambicioso. Por suerte el rugby argentino goza de muy buena salud. Y eso, no significa que no tengamos cosas por rever o asuntos pendientes por tratar. Trabajamos día a día en pos de mejorar, con mucha autocrítica, reflexión y mirando hacia adentro para poder estar en lo más alto.

-¿Qué se prevé para la próxima temporada?
-En principio arrancaremos la actividad muy temprano, teniendo en cuenta que el calendario internacional se modificó y la ventana internacional de junio pasará a julio así las respectivas competencias del Hemisferio Norte y Sur, puedan concluir con normalidad y al mes siguiente afrontar los compromisos con los seleccionados de cada país.
Por otro lado, con Jaguares estaremos iniciando una nueva temporada en el Súper Rugby a partir de febrero. Después se nos viene la ventana de julio con Los Pumas, el Rugby Championship y al final del año, tendremos a Argentina XV compitiendo en la Americas Rugby Championship y a Jaguares XV en la Currie Cup, tal como fue en este año.
También es una realidad el proyecto de la Liga Sudamericana que se viene y que en breve lo haremos oficial. En 2020 arrancaremos con este torneo, que será muy competitivo y a medida que vaya creciendo se irá fortaleciendo y superando las expectativas de todos.

-En vistas al año que viene, ¿qué probabilidades hay de que Agustín Pichot sea el próximo presidente de World Rugby?
-Yo creo que hay muchas chances de que lo sea y estamos trabajando para eso. Agustín (Pichot) es una persona que ha demostrado una capacidad humana y dirigencial como pocas veces se ve en el mundo. Y no lo decimos nosotros por ser argentinos, sino que todos lo observan. Por mi rol en la UAR suelo participar a menudo de reuniones junto a los titulares de los demás países y lo reconocen siempre por su inteligencia, trayectoria y su empuje. Además es joven, con ideas nuevas y con la experiencia de nacer en un país que necesitó golpear puertas para ingresar a la primera plana de las competencias mundiales y eso es lo que buscamos, contar con las mismas oportunidades que tengan todos. Entendemos en ese sentido, que Pichot es el indicado para lograr la igualdad que pretendemos. Por eso cuenta con el apoyo de toda la Sanzaar (Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia y Argentina). Ojalá este anhelo que tenemos se llegue a hacer realidad.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Nacionales