Lucas Galeano, jugador de Unión: «El equipo estaba en condiciones de pelear la copa de oro»

El apertura del club crespense, en dialogó con Tercer Tiempo, se lamentó los puntos perdidos que no le permitieron ingresar en la máxima zona del Torneo Provincial: «Creo que para clasificar nos faltó suerte. Entrenamiento y compromiso no nos faltó, fue la suerte por un par de resultados que no se nos dieron por ejemplo los dos partidos disputados en Nogoyá, son puntos perdidos que nos hubieran dado la clasificación a la copa de oro» aseguró Galeano.

Además, el 10 hizo hincapié de la importancia de la llegada de Diego Keiner al cuerpo técnico: «nos vino bien la llegada de Diego a ese puesto. Me parece que fue mucho mérito de él la gran convocatoria que hubo este año por todo lo que hizo, y la verdad eso se lo tenemos que agradecer» acotó.

ENTREVISTA
– Unión estuvo cerca de clasificar a la copa de oro y de ganar la de plata ¿Fue positivo el año?

– Para mí fue un año muy positivo para el grupo, más allá de que no se nos dieran los resultados deportivos que no hubiese gustado que se den. Se consiguió formar un gran grupo, numeroso y con muchos valores, el cual está presente a la hora de entrenar y cuando se los necesita. El año pasado habíamos terminado jugando muy poco y tuvimos dificultades para llegar a los 15 jugadores pero este año fue todo lo contrario ya que sobraban jugadores y era complicado elegir a aquellos que estén en la lista de 23. Teníamos a 30 jugadores dispuestos a ser convocados lo cual me parece muy positivo. Durante todo el 2019 se mantuvo un numero mucho más que aceptable de jugadores entrenando. Se empezó en un nivel bajo, gracias a lo entrenamientos fuimos mejorando de a poco y creo que terminamos bien a pesar de que no se nos dieron las victorias claves que necesitábamos. Los resultados no fueron del todo negativo, conseguimos un empate valioso en la última fecha que, si bien le dio el título a Sirio, fue meritorio ya que es un equipo muy competitivo. Por otro lado, nos vino muy bien el cambio de aire en cuanto al entrenador, si bien siempre estuve de acuerdo con Renato (Sciortino) con su forma de trabajar, nos vino bien la llegada de Diego (Keiner) a ese puesto. Me parece que fue mucho mérito de él la gran convocatoria que hubo este año por todo lo que hizo, y la verdad eso se lo tenemos que agradecer. No es lo mismo entrenar con menos de 10 compañeros que armar un entrenamiento con dos equipos. La verdad que en el 2018 no supimos lo que fue eso y éste fue otra cosa, además de las nuevas formas de entrenar con un nuevo preparador físico lo cual es muy bueno por haber cambiado un poco la estructura. Sin dudas fue muy positivo el año.

– Imagino que está campaña tuvo un «gustito» especial por la cantidad de jugadores que estaban en las inferiores  debutaron en primera..

– Si, ni hablar. Es hermoso que los pibes se enganchen y sigan jugando. Desgraciadamente de nuestra camada han quedado muy pocos. Actualmente somos dos y para de contar. Después tenes alguno que por el tema de estudios no puede entrenar pero que en un equipo entero no puedan entrenar es una lástima. Es lindo ver a los gurises jugar, encima la están rompiendo, son unos animales. La verdad es que es un orgullo verlos, ni hablar del orgullo que debe ser para los que los estuvieron formando desde las inferiores.

– Estuvieron cerca de clasificar a la copa de oro ¿Que crees que les faltó?

– Creo que para clasificar nos faltó suerte. Entrenamiento y compromiso no nos faltó, fue la suerte por un par de resultados que no se nos dieron por ejemplo los dos partidos disputados en Nogoyá, que uno lo perdemos porque vamos con el equipo desarmado completamente, de hecho yo no pude estar en el mismo debido a una lesión, y después contra Sirio que nos saca un empate en el último minuto; son puntos perdidos que nos hubieran dado la clasificación a la copa de oro. En cuanto a todo lo otro laburamos muy bien y creo que sin dudas el equipo estaba en condiciones de pelear la copa de oro.

– Fue una situación parecida lo de la copa de plata ya que estuvieron cerca de ganarla ¿Crees que fue por lo mismo?

– Exactamente. Más allá de que tuvimos un buen juego, tuvimos una derrota en San Jaime y un empate clave en Gualeguaychú que era en un momento determinante y no lo supimos sacar adelante. Hemos tenido buenos partidos pero no se nos dio. Igualmente es un incentivo para el año que viene tratando de llegar a estar más preparado que este año y pelear la misma copa o la copa de oro.

– ¿Como viste tu desempeño en el equipo? Teniendo en cuenta que jugaste en varias posiciones y tuviste gran efectividad en penales y conversiones 

– La autocrítica siempre es la parte más complicada de hacer a la hora de analizar la temporada o analizar un juego. En lo personal me sentí cómodo todo el año, los backs tuvimos una gran mejoría con respecto a lo que veníamos jugando. Se formó una linea con mucho potencial por lo que me sentí mucho más acompañado que en años anteriores, sobretodo con Rodrigo (Zandomeni) que vino del pack de fowards, con Iván (Galizzi) que es un gran jugador y organizó practicamente solo la linea de backs, obviamente con la dirección de «chilo» que siempre nos acompaño. En cuanto a las posiciones, me tocó jugar en muchas, es algo que a todos nos pasó, creo que nadie jugó en una sola posición. Siempre por temas de lesiones nos tocó estar en distintos lados pero bien y cómodo, con el apoyo de los compañeros se hace más facil. Con respecto a la efectividad, hubo partidos que fueron claves y hubo una definición cerrada la cual se determinó por medio de los palos pero también hubo partidos, como los últimos, en los cuales tuve errores en donde si los acertaba pudo haber sido otra la historia. Desde ese punto de vista no se si hacer un balance del todo positivo pero en general creo que tuve un buen año.

– ¿Cuál crees que fue el mejor partido de Unión en el torneo?

– El mejor partido fue, uno en el que nos hacía falta reivindicarnos, ante Camatí que fue siempre nuestro principal clásico y hace varios encuentros que no le podíamos ganar pero por suerte hicimos un buen planteo de juego y se nos dio.

– ¿Y el tuyo?

– Personalmente ése fue uno de mis mejores partidos o de los que con más cariño recuerdo porque me tocó la responsabilidad de patear un penal en los últimos minutos del partido, el cual era muy esquinado, estaba lejos y además se complicaba porque estaba lejos. Estábamos en tiempo cumplido, por suerte entró y ganamos el partido. Es difícil identificar el mejor partido ya que se te borran un poco el total de los mismos. Creo que fueron partidos parejos, de los cuales jugué la mayoría, en donde tuvimos un rendimiento bueno, no sabría con cual quedarme.

– Quería consultarte por Cultural. Este año se quedaron con los dos clásicos pero se vio un partido más parejo que años anteriores ¿Que análisis haces de ambos partidos?

– No me sorprendió el nivel de juego de ellos. Me sorprendió como se dieron los partidos. Si bien el primer clásico fuimos allá bastante desarmados ya que estábamos en un proceso del armado del equipo. Creo que fue mucho más abierto el partido. En cuanto al segundo clásico, el que se dio en nuestra cancha, me sorprendió porque claramente somos superiores, tenemos mejor sistema de juego, mejores jugadores, mejor estructura, tenemos un plantel más largo; de todos los puntos de vista estamos mejor que ellos. Que halla sido un resultado tan ajustado me sorprendió. En cuanto al nivel de ellos, creo que jugaron igual que siempre pero jugó mucho el nerviosismo del clásico, por más que yo no lo considere tanto nuestro clásico, sino como te decía, el clásico de siempre fue Camatí. Son cosas que pasan en los partidos, hay un nivel muy parejo más allá de que hay alguno que se destaca pero es parecida la situación en toda a la provincia.

– Para concluir ¿Que cosas se deben mejorar para el año próximo?

– Desde mi punto de vista, creo que nos supimos adaptar bien al sistema, supimos hacer las cosas bien durante los partidos por más que no se nos dieron los resultados pero lo que debe entrenarse mucho es la técnica de tackle, ya que estamos fallando mucho en eso. No puede ser que, desde mi punto de vista, en todos los partidos haya un solo rival deje parado a dos o tres jugadores nuestros. Eso no puede pasar y más teniendo en cuenta lo competitivo que está este torneo. Después el resto son cosas que se pueden dar bien o no. Lógicamente entrenando salen mejor las cosas pero el tackle creo que fue un factor clave en este torneo ya que el rugby provincial cambió y ahora es más físico. También hay que destacar que a varios jugadores le falta gimnasio, debido a que un gran porcentaje no lo está haciendo y el rugby de hoy es imposible jugarlo sin estar entrenado.

Comentarios

Comentarios