La noticia más dolorosa, la partida de un amigo

Se trata de los artículos más feos de redactar porque del otro lado, muchos lectores están sufriendo al leer la nota. La sorpresa menos esperada. Esa nunca deseada. La noticia que uno espera sea falsa. Tristemente, llegó este miércoles.

Por causas que aún se buscan establecer, a los 34 años falleció en España el paranaense Bruno Villalba. Más conocido como Coco. Una de las personas más queridas que supo dar el rugby entrerriano en los últimos años.

Coco, papá de dos criaturas, era ante todo una persona excepcional. Un amante enardecido del rugby. Muy humilde, trabajador, conocedor del sentido del esfuerzo. Ex representante de su amado Paraná Rowing Club, camada ’85. Notable tercera línea con paso por los seleccionados juveniles y mayor de la UER, previo a su partida hacia Europa, donde se encontraba hace casi 15 años.

El sábado jugó su último partido para el Club de Rugby La Vila de Alicante y al regresar a su casa, sintió un fuerte dolor de espalda y fue internado. En principio se especulaba fuera una hernia pero después al parecer resultó una infección pulmonar.

Nada más para decir. Sobran las palabras.

Coco era amigo de sus amigos. Era ese compañero de fierro, tanto fuera como dentro de la cancha, donde todos lo hubieran querido tener a su lado. Personalmente, me di el gusto de compartir con él mis años de rugby y todo lo que eso conllevó. Fue de hecho, mi capitán en divisiones juveniles. Vivimos partidos, viajes, giras, asados, tardes de charlas, días enteros de club, salidas nocturnas y demás.

Imposible recordarlo de otra manera que no sea con una sonrisa y con esas chicanas cómplices que teníamos.

Simplemente, gracias Coco por tanto. Sin dudas, fuiste de esos pilares claves que me enseñaron a entender el sentido del rugby.

Nuestro mayor sentido pésame, para su papá Cacho, su mamá Silvia y sus hermano el ‘Perro’ y Agustina.

Abrazo al cielo Coco querido.

Comentarios

Comentarios

Regionales