La gesta de Kolisi y el significado del título para todo su país

Puede parecer el eterno tópico a la hora de hablar de Sudáfrica, su sociedad y su deporte -que es parte de la sociedad- pero el hecho es que en este título mundial sudafricano cuenta bastante, además de sus valores deportivos, su significado social.

Sudáfrica es una sociedad que vive tratando de superar las heridas de medio siglo de una segregración racial mantenida a través de la violencia. En este sentido, el hecho de que Sudáfrica ganara el Mundial de rugby con el equipo más integrado de su historia -y todavía sometido a las criticadas cuotas raciales- tiene un significado reconocido por sus propios miembros. El título llega, además en un momento de complicada situación económico-social.

Por ejemplo Siya Kolisi, el primer capitán negro de la historia, que en su parlamento tras la final ha declarado que el triunfo «demuestra que Sudáfrica puede lograr cualquier cosa si todos trabajamos juntos en la misma dirección».

Kolisi nació en una familia desfavorecida, como la gran mayoría de las de raza negra en Sudáfrica, en los últimos días del apartheid. Su habilidad con el oval fue lo que le permitió acceder a la educación. Llegó a la élite con los Stormers.

Ya como ala de los Springboks, Rassie Erasmus le eligió como capitán en 2018. Él mismo criticó las cuotas raciales -el propio Erasmus dijo que sólo se ceñiría a ellas en caso de que no restaran potencial al equipo- pero es firme creyente en el valor del deporte como símbolo de cohesión social.

«La gente de Sudáfrica nos ha respaldado y les estamos muy agradecidos. Ahora, nuestro país tiene muchos problemas, pero tenemos un equipo como este. Venimos de diferentes orígenes, diferentes razas, pero teníamos un objetivo, queríamos lograrlo y nos hemos unido para ello. Realmente espero que hayamos hecho algo para Sudáfrica, demostrar que podemos unirnos si queremos, y que podemos lograr cosas».

En el año 2007, un Kolisi de 16 años vio el título mundial en el que participaron Bryan Habana y JP Pietersen desde un bar, porque no tenía televisión en casa.

«Nunca había visto a la gente de Sudáfrica así de unida. Obviamente, lo que el Mundial de 1995 hizo por nosotros fue muy especial. Ahora puede serlo con todos los desafíos que tiene nuestro país». Reveló que «tras las semifinales el entrenador Erasmus nos dijo: ‘ya no estamos jugando para nosotros, estamos jugando para nuestra gente en casa’.

Y «eso es lo que queríamos hacer hoy» -continuó -«realmente apreciamos todo el apoyo que nos han dado, la gente desde los bares, desde las granjas, las personas sin hogar, a las que recuerdo especialmente… Todo el mundo estaba con nosotros y lo agradecemos. Apreciamos todo el apoyo. Te amamos, Sudáfrica, y podemos lograr cualquier cosa si trabajamos juntos como uno».

Bryan Habana, uno de los no-blancos campeones del mundo 2007 (95 partidos y 53 ensayos, con 15 logrados en Mundiales) ha sido rotundo: «Sudáfrica ha ganado hoy mucho más que un partido de rugby».

HISTORIAL DE CAMPEONES

1987 – Nueva Zelanda
1991 – Australia
1995 – Sudáfrica
1999 – Australia
2003 – Inglaterra
2007 – Sudáfrica
2011 – Nueva Zelanda
2015 – Nueva Zelanda
2019 – Sudáfrica

SUS SENSACIONES AL TÉRMINO DEL ENCUENTRO

Comentarios

Comentarios

Destacadas Rugby World Cup