Juan Mistura: “Quiero devolverle al rugby todo lo que me da”

Un crack en todo sentido. Los dotes deportivos de Juan Gabriel Mistura también se trasladan fuera de la cancha. Es un rugbier de ley. En la temporada lleva disputados 43 partidos, entre profesionalismo y amateurismo y quiere ir por más. En 2004 debutó en la Primera División del Club Atlético Estudiantes. Después jugó un año y medio en el CASI. De allí se fue a Italia. Representó al Parma y al Piacenza. Después partió hacia Francia, donde jugó casi 10 años. Hoy, en la temporada del regreso a su Paraná natal, visitó los estudios de Planet 95.1 Mhz. y habló de todo junto a Tercer Tiempo.

Su vuelta a Entre Ríos estuvo cargada de acción y emotividad. El Ruso fue parte del equipo del CAE que concluyó cuarto en el último Regional del Litoral y es parte del seleccionado entrerriano en el Campeonato Argentino de Mayores, además de estar entrenándose con el combinado de Seven.

“Representar a un seleccionado provincial es algo muy lindo. Si bien debuté con el equipo mayor de la UER recién a los 31 años, dado que me fui a Europa muy chico, algo espectacular. Aunque jugar también para un seleccionado acarrea esfuerzos que por ahí uno se replantea, la sensación de medirse con los mejores de otras Uniones es espectacular y vale la pena. El Argentino de Mayores, por ejemplo, es un torneo muy bueno que te ayuda a crecer como jugador siempre”, confesó.

-¿Cómo sentiste tu regreso al Torneo Regional del Litoral?
– La verdad que fue muy bueno. Había evaluado mucho mi regreso. Estuve cerca de volver hace dos años, pero me dí cuenta que no podía tomar decisiones en momentos de crisis. Entonces continué. Sentí que mi ciclo como profesional estaba cumplido y decidí volver. Volví, y me encontré con un club que evolucionó muchísimo en todo sentido. En sus recursos humanos y su estructura. Deportivamente, además, me encontré con un gran nivel y me tocó ser parte de un torneo en el que los chicos jugaron realmente bien. ¡Con tal de estar en el plantel y sumar, era capaz de haber jugado hasta de hooker!

-Desde que te fuiste hasta ahora, ¿cuánto creés que cambió el rugby entrerriano?
– Cambió mucho, sobretodo desde lo físico. Hoy en día creo que hay jugadores más entrenados quizás que antes y eso tiene que ver con la evolución de los clubes. Todo es fruto del trabajo. Hoy en día lo veo en varios chicos de Estudiantes, caso Simón Bollo o Jerónimo Arnau en Tilcara o Lucas Beber en Rowing. Hoy se entrena la intensidad alta, baja o media. Actualmente hay hasta GPS en los seleccionados. Si bien es un rugby amateur, se entrena con un profesionalismo increíble. Los entrenadores incluso, están realmente capacitados.

-¿Cuál es el gran desafío que tiene nuestro deporte por delante?
– Sin dudas que el gran desafío es alcanzar el paso de la información al conocimiento. Hay mucha información, pero no son muchos los que lograr adaptar todo ese contenido a infantiles, juveniles o planteles superiores. Hay clubes a los que el plan que baja la UAR le viene como anillo al dedo, en cambio a otros no y optan por llevar a cabo su propio libreto, caso Hindú, y le va perfecto. Para lograr esto hay que analizar estructuras, potenciales, pro y contra de cada situación.

DEL RUGBY ARGENTINO AL EUROPEO

“Considero que en Argentina se juega más lindo. Allá mandan los resultados. Todo generalmente se define en diciembre, enero y febrero, cuando hace un clima muy frío y simplemente hay que jugar a ganar a como de lugar. Y eso lleva por momentos a matar el juego. En cambio acá tenemos un juego más dinámico, se intenta tener fases de rucks de menos de dos segundos, se busca cambiar el lugar de presión de la pelota, se arriesga más, etc. Los aperturas que pueden llegar a Los Pumas hoy en día, son muy distintos a los aperturas europeos. Acá se trata de jugar más”, expresó.

EL PROFESIONALISMO

“En lo personal no me arrepiento de nada y todas las decisiones que tomé en mi carrera como jugador las analicé previamente. Sin embargo, vale recalcar que el profesionalismo no es tan sencillo como simplemente vivir de lo que a uno le gusta. También tiene sus cosas”, remarcó y contó: “Muchas veces te toca atravesar situaciones diarias de estar permanentemente a prueba. Trasladado esto a otro ámbito, es hacer de cuenta que llegás a tu oficina y dependiendo del día que tenga tu jefe tu trabajo puede llegar a estar hasta en riesgo”.

“En mi caso de todas maneras siempre fui muy metódico con los entrenamientos y nunca tuve mayores inconvenientes. Decidir optar por el profesionalismo es muy particular. No podría decir que es una experiencia que no recomiendo, porque yo lo hice y lo disfruté mucho. Lo aproveché hasta este año. Si me volvía a los 26, hubiese sido como abandonar una carrera a falta de una o dos materias.

UN ANTES Y UN DESPUÉS

Tras la requisitoria de Tercer Tiempo en torno a los mejores jugadores que le tocó enfrentar a lo largo de su carrera, Mistura no tuvo dudas y dijo: “Considero mejor jugador, a los que son verdaderos hombres del rugby, con sus valores y la disciplina que nuestro deporte profesa”. “Al visitarlo en una oportunidad a Martín Castrogiovanni en Toulon, tuve la chance de conocer a Jonny Wilkinson. Estaba junto a un amigo, le pedimos una foto y nos trató con una cordialidad como si nos hubiéramos conocido de toda la vida, además de corregirnos en la toma que casi la hacemos a contra luz. Después lo vimos que se quedó pateando hasta concluir la práctica, juntando los conos y ayudando a los managers a guardar todo. Entonces pensé: ‘¿Si una mega estrella como él no se la cree, por qué habría de creérsela cualquier otro?’. La verdad que tuve la oportunidad de jugar frente a jugadores de los All Blacks, Los Pumas y demás. Pero sinceramente, de quiénes me acuerdo son de los verdaderos tipos de rugby, de aquellos que se engrandecen con pequeños gestos”, manifestó.

SU FUTURO

“Creo que todavía me quedan algunos años más como jugador -sonríe-. Ojalá así sea. A futuro, me gustaría ser entrenador. Vaya uno a saber cuando me toque tomar esa decisión. Mientras, simplemente quiero devolverle al rugby todo lo que me da y me ha dado, porque el rugby lo único que hace es dar y soy un agradecido por estar involucrado en este deporte tan lindo”, concluyó.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Entre Ríos Radio