Hipólito Pérez, rumbo al rugby español: “Tendrán lo mejor de mí al entrar a una cancha”

El gran centro del Club Tilcara e integrante de los seleccionados de Mayores y Seven de la Unión Entrerriana de Rugby, Hipólito Pérez, fichó para el Club de Rugby Complutense Cisneros de Madrid que milita la Liga de Honor A de España. 

Antes de su viaje, a darse desde el próximo domingo 12 de agosto, Poli, con la predisposición de siempre, charló con Tercer Tiempo sobre los motivos de su futura experiencia, a la cual le carga una pasión indescriptible y que sustenta en lo que ha forjado durante toda su carrera rugbística, en el club de sus amores, el que lo vio nacer prácticamente y el cual le ha brindado todo a su alcance para formarlo como un gran deportista y ser humano, siempre apoyado por su familia.

Sensible baja para Tilcara, que viene siendo de un buen tiempo a esta parte, uno de los mejores centros que ha dado la entidad. Camada 1993 y que tuvo su debut en primera a los 19 años para un continuado de alta performance hasta la fecha.

¿Cómo surgió la oportunidad de fichar para un club Español?
– En realidad surgió la posibilidad de una beca en la Universidad  Complutense de Madrid para un master de post grado inherente a mi profesión, Profesor de Educación Física. Ellos tienen un equipo en la liga de Honor A.

¿Para qué club fichaste y por cuánto tiempo?
– Es el Club de Rugby Complutense Cisneros de Madrid que milita la Liga de Honor A Española. Es una entidad próxima a cumplir 75 años.  En principio jugaría el tiempo de la beca que es deportiva / académica.

¿Era la única oferta que barajabas?
– No, tuve varias ofertas, pero me interesaba el postgrado en Madrid y por ello decidí concretar con Cisneros.

¿Es rentado el arreglo logrado?
– No, no es rentado, es una beca académica, entiendo que la denominan contra prestación deportiva y es en la misma Universidad, ósea debo entrenar, estudiar y jugar, son las únicas tres cosas que voy a hacer.

¿Cuándo empezaste a pensar en esta ida?
– Desde que tengo 18 años que quería ir. La vez que pise España en la gira Europa que hicimos con el Club, me encantó y me convenció.

¿Cuál es la expectativa como jugador y en lo personal?
– Como jugador dejar todo en la cancha como todo Verde y jugar al mejor nivel aportando toda mi experiencia. Ser un embajador de Tilcara y de la UER, fuera y dentro de la cancha. Y por sobre todos los valores, ser representante de toda mi familia y del rugby de mi club, que es ser un buena persona.

¿Cómo viviste el clásico sin poderlo jugar?
– Lesionado, ansioso por estar fuera, no poder jugar un partido que esperas todo el año, más con mi Hermano Estanislao y mis amigos del alma.

SU VIDA

¿Desde qué edad jugas?
-A los 4 años ya iba a escuelita con Paqui y Papá. Desde allí no le alfojé nunca, es un continuado de mi vida.

¿Quién fue tu inspirador en el rugby?
– Toda la gran familia del rugby de Tilcara. En casa siempre hubo guindas hasta en el baño. Las tocatas eran como jugar a las escondidas y hasta en la plaza del barrio armábamos partidos.

¿Qué disfrutas más, el seven ó el 15?
– Lo que me puede es entrar a una cancha, pero me divierte mucho más jugar seven.

¿Cuál es tu hobby?
– No tengo un hobby en particular. En mis tiempos libres salgo con mis amigos.

¿Cómo se integra esa gran familia que te apoya?
– Sandra Pervieux, La Puma, mi mamá), Marcelo Pérez y mis hermanos Estanislao, Faustina y el último en sumarse al plantel, formamos un gran equipo también. Para nosotros el rugby y Tilcara son nuestra gran familia y forman nuestro estilo de vida. No recuerdo un día o fin de semana de mi vida; que no sea de rugby y con familia.

¿Cuáles son las sensaciones en la proximidad de la partida?
-Hoy próxima la fecha de mi viaje quiero abrazar a todos ellos y no soltarlos, agradecer a todos mis entrenadores, los históricos de mi Club que tanto nos han educado. Me llevo a Europa toda la tradición Verde, jugar y dejar todo por mis amigos, tanto dentro como fuera de la cancha.
Esta experiencia en el exterior es un escalón más a superar, enfrentar con dedicación y pasión. Me llevo mi familia Verde en el corazón que me impulsará siempre. Nuevos amigos me esperan y tendrán lo mejor de mi al entrar a una cancha.

(Foto: Gabriel Baldi)

Comentarios

Comentarios