Estudiantes culminó en el cuarto puesto del TRL

El Club Atlético Estudiantes cayó en Fisherton por 54-17 ante Gimnasia y Esgrima de Rosario, en el choque por el tercer lugar y quedó cuarto, clasificando al Nacional de Clubes B y despidiéndose de una gran temporada.

El partido se presentó muy raro. El inédito desplante de GER con el banderazo en el centro de la cancha con la leyenda contra la Unión de Rosario y los árbitros dejó a todos atónitos. Sacaron de mitad de cancha, detuvieron el juego y desplegaron el cartel con la leyenda: «URR y árbitros equivoquense parejo», en protesta al partido anterior que los dejo fuera de la final.

«Fue una falta de respeto hacia nosotros», dijo Fermin González Leites, full back del CAE. El árbitro Spirandelli no entendía nada. Y cobró penal contra Gimnasia por la actitud. El hecho desconcertó y desconcentró a todos. Sobre todo a los jugadores. Y el partido fue alocado desde el inicio.

Los dos se largaron a jugar sin mucho orden y se repitieron tries para uno y otro bando en el primer tiempo que fue palo y palo y parejo. Pero solo en este período.

En el complemento se vio una categórica superioridad de GER. Aceleró el ritmo y marcó una y otra vez para estirar poco a poco la diferencia. Y ganó bien. Con amplitud y comodidad. Un partido raro. Rarísmo. Tanto que al final y a pesar de semejante triunfo los rosarinos terminaron acongojados y llorando a coro.

Un partido de locos, manchado por cuestiones exógenas al juego. Hubo un triunfador y un derrotado. Pero hubo también un gran perdedor: el rugby.

(Foto: Jano Colcerniani)

Comentarios

Comentarios