Érase una vez un juvenil Martín Castrogiovanni

En la apertura del “Baúl de los recuerdos”, Tercer Tiempo continúa dando cuenta del pasado del rugby entrerriano, para que así, sea más sencillo entender nuestro presente.

El excéntrico y mundialmente conocido pilar ítalo-argentino Martín Leandro Castrogiovanni nació el 21 de octubre de 1981 en Paraná. Es hijo de Humberto y Stella y tiene dos hermanos: Inés y Maximiliano.

Empezó a jugar al rugby en el Club Atlético Estudiantes en las mayores categorías juveniles y desde allí, dio pasos de gigante. Sobresalió rápidamente por su potencia en la M19 del CAE, casaca que luce en la imagen. Jugó para el seleccionado entrerriano así como lo hacen en estos días los Menores de 18. Luego migró al CASI por un corto lapso y formó parte de Los Pumitas, aunque decidió partir al Viejo Continente para dedicarse de lleno al rugby profesional.

Al ser su abuelo italiano, logró con facilidad la ciudadanía de ese país y fue entonces que desde 2001 se incorporó al Calvisano, luego brilló con el seleccionado principal italiano -disputó cuatro mundiales- y militó en el rugby inglés y francés.

El sentido de pertenencia por su club de origen y el rugby de la provincia, lo llevó a despedirse de la actividad en El Plumazo, el 18 de diciembre de 2016.

“Siempre tuve la idea de retirarme donde empecé. Hoy por hoy, muchos se olvidan de donde vienen. Es muy fácil cuando las cosas van bien, olvidarse de las raíces. Siempre fui yo mismo y eso me lo enseñaron mi club, mi familia y amigos”, indicó el primera línea en declaraciones a Tercer Tiempo.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Historia