Completó un ciclo con una sonrisa

El último partido del año por el Torneo Regional del Litoral 2018 fue a puro try para el club Estudiantes. En su cancha del Parque Urquiza se despidió del año, y tal vez de un ciclo, con una goleada frente a Universitario de Rosario, por 40 a 7.

El CAE fue netamente superior al equipo rosarino en el partido que definió el séptimo puesto del certamen que organizan las Uniones de Entre Ríos, Santa Fe y Rosario.

Y con ello el elenco paranaense cumplió el objetivo de mínima para este año, pero que tiene sabor a poco teniendo en cuenta el logro del año pasado en que ingresó al final four junto a los cuatro mejores de la región. Del cuarto al séptimo puesto bajó en esta temporada el club del Parque Urquiza. Igualmente, logró estar en la primera fase entre los ocho mejores para poder mantenerse en la categoría de elite que el año próximo competirán en el Top 10 del Regional.

El CAE goleó y se ubicó en el séptimo lugar del TRL

PREMIO

El partido del sábado ante Universitario fue un bálsamo positivo para un plantel que llegó al epílogo del certamen con demasiada carga y un alto desgaste. Un año largo, con partidos de alta intensidad y demasiadas lesiones que resintieron la estructura del equipo en diferentes etapas del certamen.

Estudiantes arrancó el año con la vara muy alta. El logro de 2017 de estar entre los cuatro mejores estuvo siempre presente a la hora de plantear objetivos. Se tenía que igualar lo hecho el año anterior y si era posible mejorarlo, un desafío altamente pretencioso si se tiene en cuenta el nivel de los clubes que integran este regional.

PASO A PASO

El CAE atravesó la primera fase del certamen cumpliendo con creces el objetivo inicial. Debía estar junto a los ocho mejores entre los 12 equipos que arrancaron en la Zona Campeonato. Eso lo logró sin sobresaltos, incluso antes del final de la etapa, y le permitió a Estudiantes mantener la categoría.

Pero tras ello, al promediar el año, comenzó otra historia. El desafío grande de pelear en un octogonal de alta exigencia para clasificar entre los cuatro mejores. Pero no pudo vencer a sus rivales directos, sobre Santa Fe Rugby y CRAI, y allí estuvo una de las claves. Por ello el CAE debió definir la llave más baja en la última fecha, la disputa por el séptimo y octavo puesto. Con alta intensidad y mucha dinámica pudo vencer el sábado por un abrumador 40 a 7 a Universitario de Rosario y terminar así el año con un festejo que le permite saberse un equipo con potencial pero que no le alcanzó el combustible para llegar a la recta final definiendo puestos de importancia.

Y así terminó un año, y tal vez un proceso que ya lleva varias temporadas y en el que se alcanzaron objetivos importantes aunque no siempre suficientes para un club con tan rica historia a lo largo de sus casi 85 años de rugby.

(Foto: Gero Uranga)

Comentarios

Comentarios