Nueva Zelanda se despidió de Japón con el bronce y el adiós a varios referentes

Nueva Zelanda se alzó este viernes con el bronce en la Rugby World Cup que se desarrolla en Japón tras derrotar por 40-17 a un seleccionado galés que pese al resultado, ofreció una notable cita ecuménica.

Se trató de un encuentro con mucho contacto en el que ambos salieron dispuestos a terminar en el podio.

Fue una gran despedida para muchos hombres de negro que tuvieron su última vez con el representativo de su país.

Los All Blacks cerraron un histórico ciclo iniciado en 2011 con una contundente victoria para finalizar terceros en el noveno Mundial.

El elenco dirigido por Steve Hansen, que se despidió de la dirección técnica, salió arrollando desde el pitido inicial ante un rival muy disminuida por las bajas provocadas tras la batalla ante Sudáfrica en semifinales.

El Dragón sólo aguantó cinco minutos antes de ver como una carrera de Joe Moody se traducía en el primer try del partido.

A partir de ahí, Nueva Zelanda se divirtió y desplegó su rugby pleno, ese que no pudo realizar ante Inglaterra, para laminar a Gales con otras cinco conquistas que dejaron un contundente 40-17 final.

Comentarios

Comentarios

Destacadas Rugby World Cup