Lo que el rugby te dio, te da y te dará

El rugby es como la vida misma. Uno tiene la pelota y se siente dueño del tiempo, del viento. Hasta que de repente alguien te tacklea y te la saca.

Y cuando estás ahí en el piso, lastimado o no, no queda otra opción que levantarse. Mirarás a los costados y desearás no verte solo, en la cancha al girar tu cabeza los verás ahí, a tus amigos, tus compañeros, no sólo preocupados por la pelota sino por ti. Te sentirás protegido, dentro de esas líneas de cal, rodeado de dos haches que para ti serán sagradas, nunca te sentirás solo.

El cerebro siempre busca sobrevivir, el Rugby te enseña mucho de ello. ¿O no saben que significa sacrificio? ¿Respeto al otro? ¿Resignación?
¡Claro que si!

El Rugby te da tu club, tu lugar, aquel lugar mágico que se vuelve tu segunda escuela, tu segunda casa.

Aquel club que te abrió la puertas para permitirte ser vos 100%. En donde tus defectos se vuelven grandezas y en donde un simple apodo dicho con amor…. ¡Te cambia la vida!

El Rugby te da entidad, te da partidos, entrenamientos, terceros tiempos, te da batallas ganadas y perdidas, pero sobre todo te dará fortaleza, grandeza al alma., orgullo, a todo quien quiera absorber lo valioso de este aprendizaje.

El rugby muchas veces se volverá tu refugio, el rugby te dará siempre pero siempre revancha.

Sus enormes huellas se grabarán a fuego en tu ser… Porque te dio y te dará gran parte de tu existencia. Ese tatuaje invisible que está sellado en cada corazón de jugador que llevas.

La guinda siempre te va a sacar una sonrisa, la busca de la felicidad se vuelve clave en nuestra paso.. Y el Rugby en todas sus formas y facetas siempre te dará muchas alegrías.

El Rugby te permitió ser manager, ser colaborador, ser entrenador, ser rugbier, ser vos.

Pero lo mejor que te dio y te dará el Rugby son tus hermanos , esos que se elijen, esos que calan hondo, bien hondo. Te dará camaradas, amigos rugbiers de diversos equipos , para los cuales jamás existirán fronteras que los separen.

El Rugby es un deporte que te prepara y te educa para el mejor juego que tengas que jugar… ¡La vida, mi amigo!

POR LORELEY MARTÍ 

Comentarios

Comentarios

Espíritu del rugby