Las Black Ferns, de regreso a lo más alto

Con bombos y platillos se llevó adelante en el Westhills Stadium de Langford a lo largo del fin de semana, la quinta y anteúltima etapa del World Rugby Women’s Sevens Series 2018/2019.

En ese marco, Nueva Zelanda consiguió levantar cabeza en relación a las jornadas pasadas y se adueñó merecidamente de los festejos a los largo de dos días intensos y vibrantes con emotivos encuentros.

Las Black Ferns, que además obtuvieron la clasificación rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, derrotaron en una notable final a Australia por 21-17.

“Fue un día increíble. Estoy orgullosa de todo el equipo. Trabajamos duro para estar en lo más alto. Disfrutamos un montón todo el fin de semana, Canadá es una gran parada y por suerte todo salió aquí como pretendíamos”, indicó la capitana neozelandesa, Sarah Hirini.

A su turno, Tyla Nathan-Wong, distinguida como la mejor de la final, sostuvo: “Solamente me queda agradecer a todo el plantel por hacer un gran trabajo y volver a posicionar arriba al equipo, después de la actuación no esperada que tuvimos en Kitakyushu”.

Cabe destacar que las neozelandesas alcanzaron el choque decisivo al superar en semifinales a Estados Unidos (26-12), mientras que las Aussies hicieron lo propio al doblegar a Francia (26-19).  

Previamente, Estados Unidos le ganó a Francia 26-0 y levantó la medalla de Bronce. Y Canadá dio cuenta de Inglaterra por 31-7 para situarse en el quinto lugar.

Por el séptimo puesto, Rusia dio vuelta el marcador y alcanzó una merecida victoria sobre España, 24-7.

En tanto, Fiji consiguió el Challenge Trophy al derrotar a un sorprendente equipo chino, por un ajustado resultado de 26-19.

Comentarios

Comentarios

Breves Rugby femenino