La marca indeleble del Mundial Juvenil 2019

El World Rugby U20 Championship Argentina 2019 va mucho más allá del vibrante desarrollo de partidos con el que la competencia misma cuenta. La cita tuvo un antes, un durante y un después, aunque su importancia para el país y el Litoral perdurará para siempre.

Uno de los requisitos de World Rugby es que el Mundial exceda lo estrictamente deportivo y en este sentido, su mensaje es fundamental. El legado, la infraestructura y el impacto económico, son tres puntos claves en la existencia de lo que dejará el torneo tras su disputa.

Lograr que más chicos jueguen y se vinculen con el rugby, es uno de los mayores anhelos y en ese marco, la realización del Mundial Juvenil es posible debido al trabajo mancomunado de entidades comprometidas.

En pos de alcanzar los objetivos trazados en cuanto al legado se refiere, desde la organización se llevaron adelante a partir de marzo incluso, distintas acciones de promoción y difusión de la disciplina. El trabajo se emplazó a lo largo y ancho de la región, trascendiendo incluso las fronteras santafesinas.

Hace tres meses tuvo lugar el puntapié inicial, dando cuenta de la propuesta en el choque de Jaguares-Blues, por el Súper Rugby, más allá de que el trabajo fue un proceso de casi dos años. El impulso no mermó y llegó hasta los días previos a este Mundial Juvenil. En el medio, recibieron visitas las distintas entidades artífices del rugby regional en Rosario, Santa Fe e incluso en el resto de la provincia, como Coronda, San Carlos, San Vicente, Esperanza, San Justo, Santo Tomé, Calchaquí, Crespo, Pueblo Esther, Gálvez, Venado Tuerto, Sunchales, Ceres, Rafaela y hasta Paraná y San Nicolás.

El programa Legado, tiene como objetivo promover la participación del público tanto en el marco del World Rugby U20 Championship como en la práctica del deporte en clubes y entidades locales que ofrecen rugby como disciplina.

Más de 5.000 chicos fueron alcanzados con la iniciativa y disfrutaron de las diversas alternativas del deporte como una verdadera fiesta en sus lugares de origen.

A su vez, las tareas fueron realizadas sistemáticamente con escuelas, los últimos grados de las primarias, en secundarias y universidades.

«Luego de concluido este evento seguramente habrá más chicos volcados a nuestra disciplina y tendremos más jugadores practicando rugby, lo que es para todos una satisfacción enorme”, sostuvo el santafesino Jorge Bruzzone, integrante del Consejo Directivo de la UAR.

EJEMPLO MUNDIAL

Distintas delegaciones llevaron adelante durante el World Rugby U20, diferentes acciones de legado, que fueron capitalizadas del mejor modo en el Litoral.

Esta semana, el plantel neozelandés visitó la Unidad Penal Nº 6 de Rosario. En el lugar, parte del conjunto oceánico brindó una práctica y trasladó su mensaje a los internos. La propuesta tuvo como fin vincular a los reclusos con el deporte y trabajar a la par la práctica de distintos valores que promueve el rugby, tales como el respeto y la igualdad.

El 5 de junio, en el marco del día del medio ambiente, representantes del seleccionado fijiano realizaron una plantación de árboles en el Parque de la Constitución Nacional de Santa Fe, junto a alumnos de 46 establecimientos educativos que se sumaron a una campaña interescolar de sustentabilidad ambiental.

“En Fiji para nosotros es muy importante trabajar sobre el medio ambiente y la sustentabilidad. Buscamos siempre priorizar nuestros espacios naturales y realizar plantaciones de árboles como ésta”, reconocieron los jugadores fijianos.

En tanto, distintos staffs de otros combinados optaron por brindarles entrenamientos a diversos clubes de la región, dictar charlas o desarrollar prácticas abiertas.

A pocas horas de concluida la competencia, más allá de su patrimonio deportivo en el país, su huella sin lugar a dudas quedó trazada en el Litoral.

(Foto: Franco Perego)

Comentarios

Comentarios

Junior World Championship