En Paraná, se respira Seven de la República…

Es de todos, pero lo sentimos muy nuestro…

El compendio del Seven de la República 2017 tiene varias aristas que lo impulsan. Las dos principales, la Unión Argentina de Rugby (UAR) y la Unión Entrerriana de Rugby (UER), principalmente, que ha sabido ganar y defender su localía con sobradas razones desde hace años. El nuevo desafío lo encara con mucho orgullo y responsabilidad porque lo siente bien entrerriano, bien de Paraná.

Destronar a Cuyo es la meta en la competencia masculina y a Buenos Aires en la femenina, pero no podemos pasar por alto el aspecto organizativo del Seven y allí hay dos grandes pilares: la faz meramente deportiva que suele ser ajustada año a año para mejorar el espectáculo y la parte institucional, donde por ejemplo los titulares de todas las Uniones partícipes, en oportunidades, no solo han decidido quién conducirá la entidad madre, si no también notorios cambios en su accionar.

Si uno entra en el desglose se va asombrar del sin número de cuestiones a tener en cuenta para el tamaño evento que tiene componentes de todo tipo y en el cual no se puede desprender el económico, si, tiene un costo y muy significativo. Por ello cuenta con un presupuesto para poder garantizar la debida atención que este año será de 42 delegaciones, más árbitros, dirigentes, medios de comunicación, periodistas y reporteros gráficos que se moverán en los coloridos anexos El Plumazo y La Tortuguita de Estudiantes y Rowing con el auspicio de Tercer Tiempo.

La ingeniería montada, fundamentalmente por la UER, no puede dejar librado ningún detalle al azar. Tiene que ser todo a la perfección. Impecable, como lo demanda la UAR. Y podemos asegurar que al punto de lo profesional, pero como en el rugby sobresale, con muchísimos recursos humanos ad-honoren que se ponen la camiseta de la UER, de Paraná y de la provincia, en pos de una fiesta de rugby nacional e internacional.

“ES DEPORTIVO, TURÍSTICO Y SOCIAL…”

Para dimensionar la importancia del megaevento, nos quedamos con una acertada frase del Presidente de la UER, José Carlos Cuestas, en la primera conferencia de prensa que dio: “Es un prestigio enorme para la UER volver a contar con el Seven de la República en Paraná. Seremos el escenario donde se definirá el calendario deportivo del rugby argentino, con lo cual, no solamente lo deportivo es lo más sobresaliente, sino que lo turístico y social”.

Y es aquí a donde queríamos llegar, justamente para terminar de comprender el gran valor que tiene y significa este clásico broche nacional anual del rugby reducido que tiene a todos los seguidores del rugby expectantes en una de las ciudades, considerada, más linda del país. Justamente esta nueva parada vuelve a ser internacional por ello vaya el empuje hacia el resto de ciudadanos que no son habitué de la ovalada, para invitarlos a participar de esta fiesta que es de todos, pero la sentimos tan nuestra.

No solo de patrocinadores se trata y que nunca alcanzan, va mucho más allá la cosa. Es sentirlo muy nuestro, nos debe comprometer en todo sentido, a ser serviciales y buenos anfitriones en lo mínimo que nos roce, para graficarlo de algún modo, como por ejemplo ante el requerimiento de un visitante para indicarle, con nuestra mejor expresión, como llegar al destino deseado y de seguro ese pequeño gesto será disparador para motivar una nueva incursión a nuestra querida ciudad y provincia, no solo para el rugby, sino para lo que demande la ocasión.

Comentarios

Comentarios

Seven de la República